Washington.- Estados Unidos ha suavizado su postura sobre una cláusula de extinción del TLCAN, dijo este sábado el negociador comercial entrante de México, eliminando potencialmente un obstáculo clave para alcanzar un acuerdo en la renegociación del pacto comercial.

Unas horas antes, el presidente estadounidense, Donald Trump, tuiteó que un "gran acuerdo comercial" con México sería inminente.

Jesús Seade, el negociador comercial designado por el presidente electo de México, dijo que la nueva posición de Estados Unidos permitiría una revisión periódica del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pero sin una expiración automática.

"Va a salir, ya no es lo que estaba poniendo primero Estados Unidos de ninguna manera", afirmó Seade a periodistas sobre la llamada "cláusula sunset" afuera de la oficina del representante comercial de Estados Unidos en Washington.

Estados Unidos y México han mantenido conversaciones bilaterales para resolver las diferencias en torno a la renegociación del TLCAN antes de reincorporar al diálogo a la tercera parte del acuerdo, Canadá, en teoría a fines de agosto.

Trump tuiteó el sábado por la mañana que la relación de Estados Unidos con México se está acercando cada hora.

"Hay algunas personas realmente buenas dentro tanto del gobierno nuevo como el antiguo, y todos trabajando en estrecha colaboración", escribió. "¡Un Gran Acuerdo Comercial con México podría estar sucediendo pronto!", agregó el mandatario en su cuenta oficial de Twitter.

Cuando se le preguntó sobre el tuit de Trump, el secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo, reconoció algunos avances, pero dijo a periodistas en Washington antes de comenzar otro día de conversaciones que los dos países "todavía no estamos ahí".

"Nada se termina hasta que realmente todo se termina (...) Hoy es un día importante", agregó Guajardo.

Trump impulsó la renovación del TLCAN hace más de un año, quejándose de que el pacto ha beneficiado a México en detrimento de los trabajadores y la manufactura de Estados Unidos.

La renegociación del TLCAN fue una de las principales promesas de campaña del mandatario, que llegó a la Casa Blanca en enero del 2017. Trump ha amenazado con retirarse del pacto si no se reelabora en beneficio de Estados Unidos.

Las conversaciones entre México y Estados Unidos se concentraron durante semanas en la elaboración de nuevas reglas para la industria automotriz, que Trump ha puesto en el centro de su campaña para modificar el acuerdo de hace 24 años que dice ha sido un "desastre" para los trabajadores estadounidenses.

Las posibilidades de un acuerdo rápido parecieron haber disminuido este viernes, debido a que surgieron desacuerdos sobre energía y persistía el conflicto en torno al contenido regional en autos.

Seade dijo este sábado que el tema de las reglas del sector automotriz está "básicamente resuelto", aunque algunos aspectos, incluidos los plazos, aún se están discutiendo.

También dijo que ya se ha acordado sustancialmente un "enfoque correcto" en el capítulo de energía del TLCAN.

Las conversaciones se han complicado por las divisiones entre las administraciones entrante y saliente de México sobre la política energética.

El equipo del presidente electo Andrés Manuel López Obrador se ha resistido a consagrar en el nuevo pacto la apertura del sector petrolero y de gas promulgada por el mandatario saliente Enrique Peña Nieto, según personas cercanas a las negociaciones.