Entre Nicaragua y Belice ya existe el intercambio comercial, pero únicamente en el rubro de medicamentos para el consumo humano, que en lo que va del año, contabiliza US$20.417 de exportaciones desde Nicaragua.

La apuesta de la empresa privada nicaragüense, es pasar a conquistar otros rubros que se conocerán a través de una visita en la que participaran un grupo de 25 empresarios que viajaran el próximo mes a Belice.

La idea según Roberto Brenes, gerente general del Centro de Exportaciones e Inversiones (CEI), es que Nicaragua logre colocar productos en el mercado beliceño en cantidades similares a como lo hace en los países vecinos del istmo, a los que ya se ha exportado el equivalente a US$148 millones.

De acuerdo con el Gerente del CEI, Nicaragua tiene un gran potencial para cubrir necesidades en sectores como lácteos, vegetales, cereales, granos básicos y frutas procesadas en conservas.

Brenes, dijo que Belice representa una gran oportunidad para el sector exportador de Nicaragua, debido a que ese país importa la gran mayoría de los alimentos que ahí se consumen, y la población promedio tiene alto poder adquisitivo.

La población de Belice es de 330.000 habitantes y el ingreso per cápita anual es de casi $8.000 mientras que en Nicaragua es de $1.126.