Con un proyecto piloto denominado “Reactivación del Algodón en Nicaragua” impulsado porla Agencia de Promoción de Inversiones, este país pretende ingresar de nuevo al rubro de exportadores del cultivo.

A partir del segundo semestre del año se pretende sembrar 2.800 manzanas de las que ya están listas 1.600 ubicadas entre León y Managua. La inversión total rondaría los US$6,5 millones.

De ese monto US$2,7 millones estarían destinados para maquinaria y equipos, incluyendo la desmotadora con que se procesará el algodón; y los restantes US$3.8 millones serían destinados para la habilitación agrícola.

Según Javier Chamorro, director ejecutivo de la Agencia de Promoción de Inversiones ProNicaragua, hasta el momento hay un total de 12 productores de algodón que vienen trabajando en el rubro desde la época de los años 60.

Chamorro dijo que sectores público y privado han buscado alternativas para disminuir el costo de la tela, y la respuesta más viable ha sido la de la siembra de algodón.

En tal sentido la industria textil de Nicaragua pretende ingresar a los procesos de integración vertical, para mejorar la competitividad y lograr reducir los costos que generan las importaciones de insumos.