Nicaragua y la Unión Europea (UE) negocian un nuevo período de su estrategia de cooperación bilateral para el período 2014-2020, informó hoy el embajador de Nicaragua ante el bloque comunitario, Lautaro Sandino.

El diplomático dijo que también se está trabajando de la mano con los países de Centroamérica, con una perspectiva regional, para preparar las condiciones ante la entrada en vigor del Acuerdo de Asociación (Ada) suscrito también con la UE.

"Actualmente estamos trabajando sobre dos iniciativas de relevancia para las relaciones bilaterales: por un lado estamos negociando el nuevo periodo de la estrategia de cooperación para el periodo 2014-2020, y también estamos trabajando desde una perspectiva regional, de cara a la entrada en vigor del Ada", dijo Sandino.

El Ada, firmado en mayo pasado entre la UE y las naciones de Centroamérica en bloque, deberá entrar en vigencia en 2013, y actualmente está en proceso de ser ratificado por los congresos de cada país,en ambas regiones del mundo.

El acuerdo aborda el intercambio comercial y de garantías jurídicas a la inversión extranjera directa, pero también incluye aspectos políticos y de cooperación, intercambio de información, transferencia de tecnología, capacitación.

Sandino dijo al portal oficial "El 19 digital" que en las negociaciones en el caso del nuevo periodo de cooperación con la UE, se hace énfasis en áreas como salud, educación y comercial.

"Esas son las dos líneas en las cuales se trabaja para fortalecer las relaciones entre Nicaragua y la UE, y éstas deben ser cordiales y de respeto mutuo", acotó el embajador.

Agregó que pese a diferencia de criterios sobre algunos temas, las relaciones con la UE se dan en un ambiente cordial, y se trabaja en varia direcciones, incluyendo la visita de unamisión de "acompañamiento (observación)" de la UE a las elecciones municipales de noviembre próximo en este país centroamericano.

"El Ada es un acuerdo sin precedentes, y está a tono con el Plan Nacional de Desarrollo del gobierno sandinista desde el aspecto de la apertura comercial y las oportunidades para la inversión", razonó Sandino.

Agregó que gracias a las políticas públicas definidas por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, el país ofrece un potencial de crecimiento en diferentes sectores de la economía, resultando un atractivo a los inversionistas extranjeros