México, Chile y Perú mostraron interés en sumarse a la Asociación Regional Económica Integral (RCEP, por su sigla en inglés), un tratado de libre comercio (TLC) entre 16 países, en el que está China y no Estados Unidos.

“Se me acercaron integrantes de un nuevo tratado que se está negociando con los países de la parte sur de Asia, que están haciendo con China y la India”, dijo Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, en alusión a la RCEP y durante los trabajos del foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC).

“Me dijeron que si México estaría interesado en incorporarse en ese proceso de la RCEP, como una consulta informal, y yo les dije: bueno, nosotros no descartamos nada, pero tenemos que avanzar en lo que ya traemos”, agregó Guajardo, esta vez en alusión al Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP).

A su vez, Tan Jian, un alto miembro de la delegación de China en la cumbre de APEC, dijo que más países están buscando unirse a la RCEP, entre ellos Perú y Chile, y que los actuales miembros quieren llegar a un acuerdo tan pronto como sea posible para contrarrestar el creciente proteccionismo.

México, Chile y Perú forman parte del APEC y del TPP. También son integrantes de la Alianza Pacífico (junto con Colombia), un bloque que tiene como uno de sus objetivos centrales la inserción de sus economías en la región de Asia-Pacífico.

La RCEP está conformada por China, Filipinas, Malasia, Indonesia, Singapur, Tailandia, Brunei, Vietnam, Laos, Birmania, Camboya, Japón, Corea del Sur, Australia, India y Nueva Zelanda. Sus miembros celebraron su decimoquinta ronda de negociaciones del 11 al 22 de octubre.

“Lo que siempre hay que cuidar cuando se negocia con superpotencias es que los elementos de disciplina se respeten y sean fortalecidos, porque siempre las superpotencias, sean de nuestro continente o del asiático, tratan de sesgar este tipo de cosas”, agregó Guajardo, cuestionado sobre China y la RCEP.

La RCEP está conformada por China, Filipinas, Malasia, Indonesia, Singapur, Tailandia, Brunei, Vietnam, Laos, Birmania, Camboya, Japón, Corea del Sur, Australia, India y Nueva Zelanda. Sus miembros celebraron su decimoquinta ronda de negociaciones del 11 al 22 de octubre.

En una declaración final, los líderes de APEC dijeron que el TPP y el RCEP eran sendas válidas para un Área de Libre Comercio más amplia de Asia-Pacífico. “Animamos a que todas las iniciativas regionales, incluyendo el TPP y la RCEP, permanezcan abiertas, transparentes e inclusivas”, dijeron los líderes.

Tendrá acceso preferencial en región

China obtendría ganancias por US88.000 millones si pasa la RCEP. De no aprobarse el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) y sí, en cambio, la Asociación Regional Económica Integral (RCEP, por su sigla en inglés), un Tratado de Libre Comercio entre 16 países, la economía de China obtendría ganancias por USD$88.000 millones, de acuerdo con un estudio financiado por el gobierno de Gran Bretaña.

Si el escenario hubiese sido el contrario, que se aprobara el TPP y no la RCEP, la economía china habría tenido una pérdida de US$22.000 millones, según la misma fuente.

La RCEP está conformada por China, Filipinas, Malasia, Indonesia, Singapur, Tailandia, Brunei, Vietnam, Laos, Birmania, Camboya, Japón, Corea del Sur, Australia, India y Nueva Zelanda. La RCEP continúa aún en su proceso de negociación.

Tras mencionar los resultados de ese estudio, la Comisión de Reportes de Economía y Seguridad Chino-Estadounidense, quien hace recomendaciones al Congreso de Estados Unidos, destacó que China tendrá acceso preferencial en la región abarcada por la RCEP, especialmente en Japón.

Desde la perspectiva de esta Comisión, el TPP establece condiciones difíciles de cumplir para que China se sumara a este tratado, como disposiciones sobre empresas estatales y la contratación pública, los cuales no están incluidos en la RCEP y, para ser ejecutados, requieren de importantes reformas en China.

El estudio, intitulado The Regional Comprehensive Economic Partnership, the Trans-Pacific Partnership, and China’s Free Trade Strategies, concluyó que en el caso de que se diera una tercera posibilidad, que el TPP y la RCEP se aprobaran, la economía china obtendría ganancias por US$72.000 millones.

El TPP se firmó el 4 de febrero por los ministros de comercio de Australia, Brunei, Canadá, Chile, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam. Aún falta su ratificación por sus respectivos congresos. Sin embargo, el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó esta semana que sacará a su país de este bloque.