Bogotá. El designado ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, anunció que el objetivo del gobierno del electo presidente, Juan Manuel Santos, es restablecer “lo más pronto posible” la relación comercial con Venezuela.

“Buscaremos restablecer el mayor la mayoría del comercio y en el menor tiempo posible y asistir a los sectores más vulnerables por esta crisis”, señaló Echeverry, según consigna la radio local Santa Fe.

Echeverry agregó que durante la gestión de Santos también se le dará continuidad a las políticas anunciadas por la administración de Álvaro Uribe, entre las que se encuentran impuestos especiales y zonas francas para instalar negocios, entre otras.

Se trata de la primera referencia de un funcionario del gobierno de Juan Manuel Santos a la crisis con Venezuela.  El fin de semana, el presidente venezolano, Hugo Chávez, afirmó que esperaba señales "claras e inequívocas" de las futuras autoridades colombianas.

Medidas especiales. En tanto, el saliente titular de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga, precisó que la caída del comercio con Venezuela significó un punto de crecimiento de la economía y este año será de medio punto.

Según detalló, la pérdida del mercado venezolano "ha significado cerca de 200.000 y 350.000 empleos directos muy centralizados en pequeña y mediana empresa”.

Zuluaga indicó que entre las medidas especiales está un decreto que permitirá flexibilizar los requisitos para crear una zona franca, en la cual se pueden instalar múltiples empresas que gozan de un tratamiento tributario y aduanero especial.

La zona franca permitirá estimular el desarrollo de "nuevos proyectos de inversión en la zona de frontera", dijo y recordó experiencias pasadas similares que permitieron el desarrollo económico en la zona fronteriza con Ecuador.

Otra de las medidas será una macrorrueda de negocios los días 5 y 6 de agosto, liderada por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, con la que se busca estimular las compras por parte de todos los colombianos a productos de la zona de frontera.

"Lo que se está buscando es un efecto de que todos los colombianos seamos consientes de lo que se vive en el zona de frontera. Estimular las compras en esos sitios y agotar las existencias que puedan haber en los negocios y por esa vía generar una reactivación del comercio", dijo.

Por último, se analiza la posibilidad de dar una exención al impuesto a las ventas (IVA) hacia la frontera.  "Son tres acciones concretas e inmediatas que esperamos estar puliendo en el transcurso de las próximas horas para poder tener un primer paquete de medidas que estimule el comercio y la actividad económica en la zona de frontera", apuntó Zuluaga.

Con información de El Espectador.com