Santiago. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que se puede avanzar más en la cooperación económica con Chile, un país considerado un modelo para la democracia y el crecimiento en la región.

Obama estuvo de visita en Chile como parte de una gira por América Latina para fortalecer sus relaciones, aunque el viaje del mandatario estadounidense ha estado ensombrecido por los ataques militares aéreos para contener al líder libio, Muammar Gaddafi.

Esta es la quinta vez que un presidente de la nación norteamericana visita Chile, en una alianza que fue sellada con un Tratado de Libre Comercio que entró en vigor en 2004.

"Uno de nuestros socios más cercanos y fuertes es Chile. Ha sido una de las economías más abiertas y con el crecimiento más rápido (...) Creo que hay mucho que podemos seguir haciendo para expandir nuestra asociación económica", dijo Obama durante un punto de prensa en el palacio presidencial de La Moneda.

Junto al presidente chileno, Sebastián Piñera, Obama destacó el compromiso de continuar las conversaciones en aspectos específicos para profundizar la relación comercial, en momentos que China se ha transformado en el principal destino de las exportaciones chilenas.

Obama y Piñera también resaltaron las oportunidades económicas que el Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica presenta para Chile y Estados Unidos, y la importancia de negociar a la brevedad un instrumento amplio y de alta calidad.

En esa línea, Piñera solicitó al mandatario estadounidense que se avance en dilatados acuerdos de libre comercio que hay en camino con Colombia y Panamá.

"Quisiera levantar nuestra voz para pedirle que países como Colombia y Panamá también puedan tener tratados de libre comercio con su país y puedan incorporarse a esta iniciativa del transpacífico", dijo el presidente chileno.

"(Esta) será una zona de libre comercio a ambos lados del océano Pacífico y donde sin duda vamos a encontrar el mercado de libre comercio más grande del mundo", agregó.

Durante su visita a Chile, Obama dijo que su país está dispuesto a cooperar con cualquier requerimiento de las autoridades chilenas relacionado con información sobre hechos relacionados a la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

"Cualquier solicitud de Chile para obtener más información sobre el pasado es algo que sin duda se tendrá en cuenta y nos gustaría cooperar", dijo Obama.

"Creo que es muy importante para todos nosotros para conocer nuestra historia y, obviamente, la historia de las relaciones entre Estados Unidos y América Latina ha sido a veces muy rocosa y ha sido a veces difícil", agregó.