En el marco de la conmemoración de los 50 años de la OCDE, este 25 de mayo el organismo adoptó la Actualización de las Líneas Directrices para las Empresas Multinacionales, instrumento multilateral que los Estados tienen para promover una conducta social empresarial responsable. Las directrices constituyen una herramienta de tal relevancia que a los 34 miembros pertenecientes a la OCDE se han sumado Argentina, Brasil, Egipto, Letonia, Lituania, Marruecos, Perú y Rumania.

Esta nueva versión de las Líneas Directrices para las Empresas Multinacionales amplía su aplicación a las actividades globales de las casas matrices y sus subsidiarias, así como a sectores más amplios de los empleados que trabajan para multinacionales. También estipula la Diligencia Debida, a fin de evitar impactos negativos o enmendarlos. Además, establecen que las empresas deberán prevenir o mitigar los impactos adversos que causen sus relaciones comerciales, aun cuando ellas no los hayan ocasionado directamente.

El capítulo sobre derechos humanos estipula la obligación de las empresas de consultar a las comunidades por los impactos que puedan ocasionar y se refiere a las empresas en relación con los pueblos indígenas, minorías nacionales, étnicas, religiosas o lingüísticas, mujeres, niños, trabajadores migrantes con sus familias y personas con discapacidades. También adecúa su terminología con la Declaración de 1997 de la OIT, revisada el año 2006.

En relación al tema de medioambiente, los cambios exhortan a las empresas a reducir las emisiones con efecto invernadero y reafirman su obligación de evitar los impactos negativos sobre el medioambiente o mitigarlos si son inevitables. Asimismo, dan una atención especial a los aspectos relacionados con los impuestos.

En cuanto a las modificaciones para los Puntos Nacionales de Contacto, PNC, introducen plazos acotados, cooperación entre los PNC de los países de la casa matriz con los de las filiales, transparencia de los informes, y obligación de los Estados adherentes de implementar las Directrices y disponer de los recursos materiales y humanos para cumplir con sus compromisos.