Washington. Estados Unidos, Chile, Perú y otros cinco países cerraron este viernes una segunda ronda de negociaciones sobre un acuerdo comercial propuesto, que comprendería la zona del Océano Pacífico, con muchos temas aún sin resolver y sin un plazo límite claro.

"Estamos en las primeras etapas de esas negociaciones, pero nuestro equipo informará de algunos resultados positivos importantes al Congreso desde esta semana en San Francisco", dijo el Representante Comercial de Estados Unidos, Ron Kirk, en un comunicado después de la reunión.

Los ocho países -que también incluyen a Australia, Singapur, Nueva Zelanda, Vietnam y Brunei- planean comenzar trabajar en el texto real del acuerdo en su próxima reunión en Brunei en octubre, dijo Kirk.

Se busca como fecha límite la cumbre de las 21 economías del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) en Hawai en noviembre de 2011.

El gobierno del presidente Barak Obama ve la propuesta Sociedad TransPacífica (TPP, por su sigla en inglés) como un elemento clave de su plan para duplicar las exportaciones de su país en los próximos cinco años.

También ha prometido un acuerdo de alta calidad del "Siglo XXI" que incluya protecciones más fuertes para el empleo y mejores provisiones ambientales que tratados previos.

La discusión de esta semana se concentró en la "arquitectura" del acuerdo, incluido el cómo unir los tratados menores que ya existen entre algunos de los ocho países.

Buscan plazo. Grupos de negocios de Estados Unidos quieren que Obama fije como meta el terminar el acuerdo antes de que él sea anfitrión de la cumbre de las 21 economías del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) en Hawái en noviembre del 2011.

Ellos temen que las negociaciones se puedan extender sin un plazo, en momentos en que dicen que se necesitan acciones rápidas para abrir los mercados si la Casa Blanca habla con seriedad sobre su meta de duplicar las exportaciones.

Hasta el momento, el Gobierno de Obama se ha resistido a fijar cualquier plazo para las negociaciones y ese siguió siendo el caso en el comunicado de Kirk sobre la ronda de San Francisco.

Pero Kirk ha dicho que espera que el pacto de la Sociedad TransPacífica pueda eventualmente ampliarse a todos los miembros de la APEC.

Eso incluye a China, que muchos analistas en Estados Unidos temen que pueda convertirse en un centro de esfuerzos de integración regional que excluyan a Estados Unidos.

"Imaginen si el presidente pudiese ir a la reunión de líderes de la APEC y decir tengo un acuerdo listo entre estos ocho y ahora invito al resto de los miembros de la APEC a sumarse", dijo esta semana a periodistas Chris Padilla, quien fue un funcionario de alto rango del Departamento de Comercio bajo la presidencia de George W. Bush.

"Desde un punto estratégico, eso sería una movida tremendamente poderosa de Estados Unidos para reafirmar su liderazgo económico en Asia", agregó.