El director general de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Roberto Azevedo, expresó su preocupación por el lento avance de las negociaciones en torno a los asuntos pendientes de la Agenda de Desarrollo de Doha.

"Con base en las discusiones que he tenido en las últimas semanas, estoy cada vez más preocupado porque no estamos realizando los avances necesarios en los ámbitos clave de agricultura, productos industriales y servicios", dijo Azevedo.

Este lunes se celebró en Ginebra una reunión de todos los miembros de la OMC para discutir el actual avance de las negociaciones sobre el programa de trabajo para concluir la ronda de Doha.

El jefe de la OMC dio un informe detallado a los miembros sobre las recientes consultas que abarcó varios de los temas de Doha y señaló que "acordar un programa de trabajo nunca será una tarea fácil".

Azevedo advirtió que los miembros de la OMC "todavía están esperando la convergencia necesaria en asuntos clave con el fin de generar el resultado que necesitamos para julio y para ayudarnos a construir una exitosa reunión ministerial en Nairobi en diciembre".

Como en ocasiones anteriores, Azevedo dijo que este trabajo continuará en las próximas semanas en los diversos Grupos de Negociación de la OMC.

El director reiteró su compromiso con la transparencia y la inclusividad en el proceso de negociación, elementos cruciales del éxito en Bali en 2013.

En cuanto al proceso por delante, Azevedo dijo que garantizará que los miembros sean plenamente informados de todos los aspectos de las negociaciones y afirmó que esto será esencial para garantizar que las decisiones políticas necesarias puedan tomarse a su debido tiempo.

La Ronda de Doha es la más reciente ronda de negociaciones comerciales entre los miembros de la OMC. La ronda busca lograr una gran reforma del sistema de comercio internacional mediante la introducción de menores barreras comerciales y normas comerciales revisadas.

Los miembros de la OMC acordaron en noviembre de 2014 que elaborarían un programa de trabajo para julio como un trampolín para la 10º Conferencia Ministerial de la OMC que se celebrará en diciembre en Nairobi.