“Nos sentimos satisfechos por la resolución y esperamos que Dominicana cumpla con abrir el mercado”, dijo a Prensa Libre Rolando Paiz, gerente de la empresa Tecnifibras, una de las compañías afectadas.

El fallo confirmó el dictamen preliminar de octubre último, en el que refiere que República Dominicana no cumplió sus obligaciones comerciales al haber impuesto una tasa de hasta 38% a las importaciones centroamericanas de tejido tubular y sacos de polipropileno, que sirven para empaquetar alimentos y productos agroindustriales e industriales.

La medida entro en vigor en el 2010.

Según Paiz, la aplicación de los aranceles impactó de manera negativa a las exportaciones nacionales.

“Tuvimos que montar una planta en Dominicana con otra línea de productos, pero ahora iniciaremos con la exportación del tipo de sacos que demanda ese mercado”, subrayó.

María Luisa Flores, viceministra de Economía, encargada de los temas de comercio exterior, indicó que este fallo permitirá restablecer las relaciones comerciales con República Dominicana en la exportación de sacos.

“El Grupo Especial señaló que Guatemala estaba haciendo bien el procedimiento y lo que prosigue es que Dominicana acepte las disposiciones de la OMC”, afirmó.

La funcionaria añadió que las autoridades de la isla caribeña deberán levantar la aplicación del 38% de arancel a los sacos cuando sean notificados.

Kalil de León, director ejecutivo de la Asociación Guatemalteca del Plástico, refirió que el dictamen de la OMC refleja la libertad del mercado.

“Se genera una tranquilidad porque las reglas de mercado se están respetando en beneficio de todos”, subrayó.

Según datos del Banco de Guatemala, las exportaciones de sacos de polipropileno a Dominicana en el 2010 ascendieron a US$2millones, y a noviembre del 2011 las ventas alcanzaban los US$967mil.