Ginebra. El comercio internacional está bajo amenaza y si está situación es o no una guerra comercial, de todos modos los primeros pasos hacia ello ya se han dado y esto merece una respuesta, declaró el director general de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Roberto Azevedo.

Los datos de la OMC mostraron un marcado incremento de decisiones proteccionistas durante los últimos seis meses que "generará un gran impacto económico mundial, amenazando el empleo y el crecimiento en todos los países y golpeando más a los pobres", resumió Azevedo en un artículo de opinión publicado el martes por Swissinfo, el sitio web de la radiodifusión nacional suiza.

"También se registraron varias medidas de facilitación de importaciones durante el mismo periodo, pero aparentemente el valor del comercio cubierto por estas medidas está disminuyendo, mientras que la cobertura de las medidas restrictivas está aumentando rápidamente", recalcó.

Azevedo responsabilizó a toda la comunidad internacional en la tarea de ayudar a resolver este problema y aseguró que él mismo está consultando a gobiernos y líderes de todo el mundo para llamar al diálogo y explorar medidas para calmar la situación actual.

Además, agregó que está trabajando para generar conciencia de la gravedad de la situación a través de la sociedad civil, lo cual incluye a miembros de diferentes parlamentos, empresas, centros de estudios y medios de comunicación.