Bogotá. En esta época del año, cuando una avalancha de ofertas inunda de carteles las fachadas de los almacenes, miles de compradores optan por acudir a los outlets.

La calidad, los descuentos de hasta 70% y el respaldo de marcas reconocidas son las principales razones por las cuales las personas se ven atraídas por este tipo de establecimientos comerciales.

Según el presidente de Fenalco, Guillermo Botero, los outlets tienden a buscar negocios de oportunidad, debido a que tienen excelentes precios y promociones atractivas. “Allí se encuentran unos productos de magnífico diseño y en general están referidos al sector vestuario, porque lo que más crece es la confección”.

En principio, el secreto de los outlets radica en que allí se comercializan artículos de temporadas anteriores, remates de producción directos de fábrica, saldos, artículos en liquidación, así como la mercancía que no se vende en los almacenes de línea.

“Este tipo de establecimientos comerciales son el mejor ejemplo de los cambios en la industria de distintos rubros, como artículos para el hogar, prendas femeninas, masculinas e infantiles, calzado y marroquinería, ropa interior, ropa exterior y accesorios, entre otros.

Factores como la globalización, los cambios en la economía y la nueva oferta de productos permitieron que los outlets se ampliaran con el paso de los años en el país.

Desde el punto de vista empresarial, estos locales son una oportunidad para abrirles paso a nuevas colecciones en las tiendas de línea y continuar comercializando productos a un bajo costo para el consumidor”, afirma David Toledo, gerente del grupo Centro Comercial Único Outlet.

Este negocio se posicionó en Colombia desde hace más de dos décadas como reflejo del crecimiento que tuvo en países desarrollados. Factores como la globalización, los cambios en la economía y la nueva oferta de productos permitieron que su presencia se ampliara con el paso de los años.

“La demanda y el comportamiento de los consumidores se han modificado y con ello la presencia de nuevos formatos comerciales que permiten un mayor acceso a las marcas más destacadas de cada sector”, agrega Toledo. Tal evolución ha permitido que los outlets hagan presencia en las capitales y en las ciudades intermedias.

“Estamos ante un desarrollo general de la industria en el país y dentro de este proceso se han abierto dos centros comerciales tipo outlet en el último año, como Américas Outlet Factory y Único Villavicencio. Además se amplió Único Cali”, asegura Carlos Hernán Betancourt, director ejecutivo de Acecolombia.

Durante el inicio del año, no obstante, las promociones que realizan este tipo de establecimientos deben enfrentarse a las que ofrecen los centros comerciales tradicionales, los almacenes y las grandes superficies.

“La competencia en Colombia es feroz y el más beneficiado siempre es el consumidor. Este es un país en el negocio del retail en el que no se permite que alguien suba el precio, por ejemplo, de un huevo, porque su competidor estará atento a lo que haga”, añade Botero.

Dentro de ello, los outlets se consolidan como una alternativa para adquirir productos de marca que otrora resultaban inaccesibles, ya fuera por su precio o porque simplemente no se encontraban con facilidad en el país.

A fin de cuentas, sólo el comprador sabe cuánto le costó realmente lo que lleva puesto.