El contrabando de cigarrillos ha venido en aumento durante los últimos años en Centroamérica, Panamá y Belice. Honduras es uno de los países más afectados por el comercio ilícito de ese derivado del tabaco.

Por cada 100 cajetillas -20 unidades- consumidas en el país, unas diez son introducidas de manera irregular, lo que se convierte en una seria amenaza para la salud humana y una importante pérdida de ingresos para el fisco.

Esa situación ha provocado que los países de la región busquen alianzas con el sector privado para impulsar estrategias conjuntas para combatir el contrabando de cigarrillos, tanto originales como falsificados. En el intercambio de información participarán otros nueve países de Sudamérica y el Caribe.

Números del contrabando. La industria formal del tabaco tiene un competidor adicional en el mercado en donde opera. La Autoridad Nacional de Aduanas de Panamá, a través de su directora, Gloria Moreno de López, reveló que desde su país hacia Centroamérica, principalmente Guatemala y Honduras, salieron vía marítima 7.577 cajas, equivalente a 75.770.000 cigarrillos. Vía terrestre hacia CA 329.735 cajas, o sea 3.297.350 unidades.

A Belice vía marítima salieron 40.974 cajas, o sea 409.740.000 cigarros. La cantidad estimada de cigarrillos pasando por Panamá como parte del comercio ilícito es de 329.735 cajas, equivalente a 3.297.350.000 unidades.

Esas cantidades corresponden a decomisos reportados por los países. Moreno de López explicó que la mayor parte de ese producto procede de China, Paraguay, Hong Kong, entre otros. Agregó que lo preocupante para los gobiernos es el daño provocado en la salud de los consumidores, ya que gran parte de estos cigarrillos no tienen registro sanitario y por ende se desconocen sus componentes.

La funcionaria panameña dijo que su país ha reforzado los controles aduaneros para detectar el comercio ilegal de este producto derivado del tabaco. En Panamá, las marcas que han sido identificadas como parte del contrabando abarcan un portafolio entre 20 y 30.

Robert Duncan, investigador privado de la firma AIT Intelligence Manager, considera que durante 2010 se fumaron 660 millones de cigarrillos en el mundo, los que fueron comercializados de manera ilegal.

Agregó que el comercio ilegal de ese producto ha venido creciendo, cada vez hay más empresas que se dedican a esa actividad, que deja considerables ganancias.

Causas del comercio ilícito. Existe una serie de factores que combinados facilitan la existencia y persistencia del contrabando de cigarrillos. El Grupo Anticontrabando y Piratería (ACPG) destaca los controles ineficientes y sanciones inadecuadas como las principales causas del comercio ilícito de los derivados del tabaco.

Agregan que otro elemento es la gran facilidad para cambiar la información en los documentos de exportación e importación. La falta de recursos para una adecuada fiscalización es otro de los factores que facilita el contrabando.

La corrupción, la reexportación de productos y la tolerancia política están contribuyendo, de acuerdo con el informe del ACPG.