Bruselas. Los países de la Unión Europea aprobaron este jueves un plan para imponer aranceles sobre los productos estadounidenses por valor de 2.800 millones de euros (US$3.300 millones) después de que Washington afectara al acero y aluminio del bloque europeo a principios de junio, dijeron fuentes de la UE.

Las medidas aún deben ser adoptadas por la Comisión Europea, cuya próxima reunión programada es el 20 de junio. Deben estar listas a fines de junio o principios de julio.

La Comisión Europea ha propuesto establecer aranceles del 25% sobre los productos estadounidenses como cacahuates, jugo de naranja, jeans, motocicletas y whisky en respuesta a lo que se considera una acción ilegal de los EE.UU. que afecta a 6.400 millones de euros (US$7.529 millones) de sus exportaciones.

El presidente estadounidense, Donald Trump, hizo que el acero de la Unión Europea, Canadá y México estuviera sujeto a aranceles del 25% y aluminio al 10% a principios de junio, poniendo fin a las exenciones vigentes desde marzo.

La Comisión Europea ha propuesto establecer aranceles del 25% sobre los productos estadounidenses como cacahuates, jugo de naranja, jeans, motocicletas y whisky en respuesta a EE.UU.

Canadá anunció que impondrá aranceles de represalia sobre 16.600 millones de dólares canadiénses (US$12.900 millones) en exportaciones de EE.UU. desde el 1 de julio. México colocó aranceles sobre productos estadounidenses que van desde el acero hasta el cerdo y el bourbon la semana pasada.

Algunos de los productos elegidos están diseñados para apuntar a estados de republicanos de alto rango que buscan retener el control de ambas cámaras del Congreso en las acaloradas elecciones de noviembre.

Es probable que las medidas provisionales de "salvaguardia" lleguen en julio.

Posible aumento de precio para consumidores europeos. Los aranceles estadounidenses ascienden al 25% en el caso del acero y al 10% en el del aluminio. El bloque europeo considera que dichos aranceles infringen las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y ya había remitido a ese organismo una lista de productos estadounidenses a los que podría aplicar mayores impuestos.

Esta diferenciación en dos tramos se debe a que los aranceles estadounidenses están divididos en dos categorías. Por un lado, hay nuevos impuestos a productos cuya exportación a Estados Unidos no se había intensificado últimamente. Por otra parte, hay nuevos aranceles a productos cuya exportación a Estados Unidos aumentó recientemente.

*Con información de Reuters y DW.