Washington. Los negociadores comerciales de Estados Unidos, Chile, Perú y otros cinco países de Asia Pacífico se reunirán en San Francisco la próxima semana para trabajar en un acuerdo de libre comercio que funcionarios estadounidenses dicen podría transformar a la región.

Más allá de la retórica, grupos de negocios esperan grandes nuevas oportunidades de exportaciones, mientras que los críticos de acuerdos comerciales pasados dicen que el pacto propuesto debe ser más que un "TLCAN en Asia Pacífico", refiriéndose al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, al que culpan por la pérdida de empleos en Estados Unidos.

Si se cumplen las esperanzas del presidente Barack Obama, el pacto satisfaría a ambos bandos, dando lugar a una nueva era de acuerdos comerciales en la región con mayores protecciones para los trabajadores y el medio ambiente, a la vez que abriría nuevos mercados para las exportaciones de Estados Unidos.

"El presidente y yo pretendemos que la Sociedad TransPacífica sea nuestro primer acuerdo comercial del Siglo XXI", dijo el representante comercial de Estados Unidos, Ron Kirk, al Consejo de Estados Unidos de Asia Pacífico en un discurso reciente.

"Uno que cree y conserve empleos en Estados Unidos, integre a compañías de Estados Unidos en las cadenas de suministro y producción de Asia Pacífico, y promueva nuestras tecnologías y sectores económicos emergentes", agregó.

El acuerdo se basa en pactos bilaterales que EE.UU. ya tiene en el Pacífico con Singapur, Chile, Perú y Australia.

Sin embargo, una amplia coalición de grupos activistas laborales, ecologistas y comerciales planean una manifestación en San Francisco el lunes para mantener la presión sobre el gobierno de Obama para que negocie un acuerdo que preste atención a sus preocupaciones.

Aunque comienza con sólo ocho países, Estados Unidos espera que el acuerdo eventualmente incluya a todos los miembros del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico, incluida China.

Eso abordaría preocupaciones sobre "una línea que se está trazando en el Pacífico" con Estados Unidos afuera de los esfuerzos de integración regional que giran en torno a China.

El acuerdo propuesto se basa en pactos bilaterales que Estados Unidos ya tiene en el Pacífico con Singapur, Chile, Perú y Australia para crear una mayor zona de libre comercio.

Grupos de negocios de Estados Unidos, frustrados con el fracaso de Obama para conseguir la aprobación del Congreso a los acuerdos de libre comercio que su antecesor negoció con Corea del Sur, Panamá y Colombia, están intentando mantener la presión sobre el presidente.

Ellos quieren que los ocho países de la Sociedad TransPacífica fijen esta semana como meta el lograr un acuerdo antes de que Obama sea anfitrión de la cumbre anual de los 21 líderes de la APEC en Hawái en noviembre del 2011.

Ellos también quieren que los países prometan no imponer nuevas barreras al comercio mientras se negocia el acuerdo.

Eso significa que Obama tendrá que controlar a los legisladores y evitar cualquier medida como la provisión "compre estadounidense" incluida en el proyecto de estímulo del año pasado.

"Si podemos conseguir esas dos cosas la próxima semana, estaríamos muy, muy felices", dijo Tami Overby, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Asia en Estados Unidos.

Los otros países de la Sociedad TransPacífica incluyen a Singapur, Vietnam, Brunei, Nueva Zelanda y Australia que fue anfitrión de la primera ronda de negociaciones en marzo.