A través de Decreto Ejecutivo, el Consejo de Gabinete de Panamá aprobó este martes aumentar de manera temporal el arancel nacional de importación en rubros tales como flores, carbón mineral, cemento sin pulverizar o "clinker" y prendas de vestir.

Según el documento al que tuvo acceso ANPanamá a través de la presidencia de Panamá, este Decreto que empezará a regir a partir del 16 de agosto de 2016 y estará vigente hasta el 31 de diciembre de este año, excluye a los países que mantienen Tratados de Libre Comercio vigentes con Panamá, a los miembros del Subsistema de Integración Económica Centroamericana y a los Países de Menor Desarrollo Económico Relativo de la Asociación Latinoamericana de Integración.

El documento destaca que es un deber y objetivo del gobierno de Panamá adoptar las medidas necesarias para garantizar la protección de los intereses esenciales para el mantenimiento armónico de las relaciones comerciales internacionales, a efecto de que incidan positiva y directamente en la circulación de flujos comerciales libres y equilibrados.

Se estima que esta nueva medida arrojará el incremento de ingresos en aduanas, y está dentro de los compromisos internacionales adoptados por Panamá.

Pero lo que no se menciona es que se da justo en medio de la situacion que vive Panamá ante la negativa de Colombia en cumpir con un fallo de la Organización Mundial de Comecio(OMC) por un tema de arancel mixto al calzado y textiles que ha llevado más de tres años.

Colombia es uno de los principales exportadores a Panamá de esos rubros y esta decisión se toma el mismo día que se decidió también crear una lista de países que discriminan a Panamá y frotalecer la ley de retorsión.

Colombia el viernes pasado extendió el decreto por el cual la OMC había ordenado su desmantelación y estaba pidiendo tiempo para acatar la sentencia.