La introducción ilegal de mercaderías debe ser parte de una lucha conjunta de los países. Así lo considera Gloria Moreno de López, directora de la Autoridad Nacional de Aduanas de Panamá, quien conversó sobre las irregularidades constantes que las autoridades hondureñas denuncian en las importaciones procedentes de su país, así como del trabajo por realizar para frenar el ingreso de productos que, además de significar cuantiosas pérdidas al fisco, pueden ocasionar graves problemas de salud a los consumidores.

Panamá lidera un grupo de 16 países, entre ellos Honduras, que han decidido combatir el contrabando, ¿cuáles son los resultados de esta iniciativa multilateral? El intercambio de información entre los países participantes nos ha permitido parar muchos contenedores. La iniciativa surgió con cuatro países en octubre de 2010 y los resultados fueron un éxito, hoy que el número se amplió a 16 naciones esperamos un trabajo más eficaz para evitar que cualquier mercadería ingrese de manera ilegal.

Pese a los esfuerzos para atacar el contrabando, la introducción ilegal de mercancías es una actividad que se vive a diario en todos los países. Es lamentable que mucha gente prefiera la vida fácil y el mensaje que le podemos enviar a todos los contrabandistas es que lo que comienza mal, termina mal. Ellos hacen mucho dinero y se sienten que son muy poderosos, pero nosotros seguiremos luchando por la salud total, física y mental, de los pueblos, seguiremos luchando contra los contrabandistas, contra los que lavan dinero, contra el terrorismo, lo que estamos seguros que no va a desaparecer, pero tratamos de minimizarlo al máximo.