Panamá tomó la decisión de suspender la compra de dos embarcaciones al gobierno de Colombia, como reacción ante la disputa comercial que existe hace más de siete años entre ambos países.

La compra se había anunciado en el mes de octubre del 2016 en una reunión entre los mandatarios Juan Carlos Varela de Panamá y Juan Manuel Santos de Colombia luego de reunirse en la frontera de estos países que buscaba atender temas de seguridad.

“Una de las primeras medidas que se tomó con Colombia fue que desistimos de comprar las embarcaciones  al gobierno colombiano por más de US$25 millones, hasta que se resuelva la disputa comercial” dijo el ministro de Comercio e Industrias de Panamá Augusto Arosemena.
La disputa inició en el 2011 cuando Colombia puso un arancel mixto al calzado y los textiles provenientes de la zona franca panameña ya el país canalero tiene un fallo a su favor que ordenaba la desmantesmantelación del arancel por la Organización Mundial del Comercio (OMC) pero a pesar que si se dejó sin efecto, se promulgó otro decreto con otras medias arancelarias y aduaneras que afectan a Panamá.

No es la primera medida que se tomó, Panamá también decisión en enero de 2015, suspender la aprobación del Tratado de Libre Comercio que habían negociado con el países suramericano por esta misma disputa.

Y en el mes de agosto pasado Panamá subió el arancel a algunos productos como flores y cemento, los cuales se importan de Colombia mayormente, después de que Colombia extendiera en esa ocasión el arancel, pero el gobierno panameño ha insistido que no fue una medida de correcta.

Arosemena no descartó que se tomarán más medidas, mientras esperan el resultado del proceso en la OMC el próximo 22 de enero donde el arbitro asignado Georgi Sacerdotti, al caso recibirá un informe sobre lo que Colombia hizo para desmantelar la medida en contra de Panamá.
Por su parte, Jorge García Icaza, presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá reaccionó a la decisión panameña de suspender la compra de estos buques a Colombia calificándola como  una medida correcta.

“La imagen de nuestra nación sufrió muchos reveses durante el año pasado y, para defender al país, se necesitan acciones contundentes. Felicitamos al Gobierno Nacional por tomar esta decisión. Nos parece que con esto se envía un mensaje claro a las autoridades del país suramericano exigiendo respeto. Esperamos que esto sirva para que, finalmente, se dé un acercamiento bilateral que resuelva este conflicto” dijo García Icaza.