Toluca. Pese a que en México el ahorro se ha convertido en un pilar de la estabilidad macroeconómica, dos terceras partes de ahorro de los trabajadores está en instrumentos informales y las “aportaciones voluntarias” en el Sistema de Ahorro para el  Retiro que maneja  las Afores (Administradoras de Fondos para el Retiro) es de sólo uno por ciento del total, dijo Luis Videgaray, secretario de Hacienda y Crédito Público.

Lo anterior lo dio a conocer durante el lanzamiento del módulo Ahorrar en tu Afore Nunca Fue tan Fácil: “Aportaciones Voluntarias Telecomm”, iniciativa conjunta entre la Secretaría de Hacienda y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

 El funcionario informó que el saldo actual en afores, en ahorro de largo plazo de 53 millones de trabajadores que son parte del sistema, es similar a 14 por ciento del PIB.

Explicó que del ahorro total de los trabajadores, únicamente 3.4% está en afores, 30% en alternativas bancarias y las dos terceras partes en instrumentos informales.

“No hay instrumento de ahorro que dé mejores rendimientos a los trabajadores” que las afores, sistema que la semana entrante estará cumpliendo 18 años, dijo.

 Al ejemplificar el potencial que representa esta nueva alternativa de aportaciones voluntarias mediante Telecomm dijo que “esto representa una oportunidad, porque un crecimiento del ahorro voluntario puede hacer una gran diferencia en la calidad del retiro.”

Videgaray dijo que el objetivo mediante la herramienta “Aportaciones Voluntarias Telecomm”, es poner a disposición de los trabajadores mecanismos que sean sencillos, incluyentes, de bajo costo para que puedan hacer  aportaciones voluntarias.

El titular de la SCHP dijo que el programa presentado es para “democratizar el ahorro”, mismo que “se ha convertido ya,  gracias al Sistema de Ahorro para el Retiro, en uno de los pilares de la estabilidad macroeconómica y de las garantías para el futuro de millones de mexicanos”.

Al acto asistió Eruviel Ávila, gobernador del Estado de México, quien informó que gracias a la disposición de Hacienda, fue posible que 42 municipios reestructuraran su deuda, lo que significará ahorros por 800 millones de pesos, que son recursos que estas localidades podrán utilizar para satisfacer otros requerimientos.