El canciller José F. Fernández Estigarribia informó ayer que el gobierno está en negociaciones con México para cerrar un Tratado de Libre Comercio (TLC) que es una condición para ser miembro pleno en la Alianza del Pacífico. Explicó que el primer paso ya fue dado con el estatus de observador. El ministro explicó que el gobierno electo de Horacio Cartes decidirá si se opta por ser socio pleno.

El ministro de Relaciones Exteriores declaró en la residencia presidencial Mburuvicha Róga que Paraguay ya tiene firmados y en vigencia Tratados de Libre Comercio con Chile, Colombia y Perú, y solo falta concretar el entendimiento comercial con México, que actualmente está en negociaciones.

Uno de los requisitos para ser miembro pleno de la Alianza del Pacífico es tener acuerdos de libre comercio con los países fundadores del bloque económico, integrado por Chile, Colombia, Perú y México.

El bloque aprobó el jueves pasado en Cali (Colombia) la adhesión de Paraguay como miembro observador de la asociación.

“Desde el punto de vista de observador ya está concluido; posiblemente el próximo gobierno, dicen algunos voceros, va a tener que tomar la decisión e incorporarse como miembro pleno; y nosotros hemos venido trabajando durante todo este período para tener toda la parte jurídica en regla”, dijo.

“Creemos que es un éxito del país, ha sido recibido con muchísimo beneplácito por la mayoría de la opinión pública. Se abre una nueva orientación en lo económico y también en nuestra política exterior”, indicó.

Las autoridades paraguayas y mexicanas acordaron la realización de tres rondas de negociaciones este año con la finalidad de suscribir un TLC en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), con sede en Montevideo. Las reuniones se realizaron en México D.F. en abril pasado y continuarían en Asunción en la segunda quincena de junio.

El acuerdo busca beneficiar sobre todo a las pequeñas industrias, “que son las que necesitan de nuevos mercados”, señaló RR.EE.

Dificultades. Fernández Estigarribia reveló que las negociaciones fueron difíciles para la aceptación de Paraguay como miembro observador de la Alianza del Pacífico. Dijo que Uruguay también es miembro del bloque y nadie lo objetó.

“Lo que pasa es que a Paraguay se le mira con una lupa especial, algunos que son totalmente ciegos con respecto a otras latitudes y con Paraguay son verdaderos observadores con un telescopio, buscando algún pero. Entonces ya se comienza todo un interrogatorio”, criticó el ministro de Relaciones Exteriores.