Entre US$10 y US$15 millones es el valor de lo que se dejó de exportar a la Argentina el último mes debido a las trabas que impone el gobierno de ese país.

El sector de la confección es el más afectado por la situación hasta ahora, indicaron directivos de la Unión Industrial Paraguaya (UIP).

Esta cifra estimativa es la que maneja la UIP, teniendo en cuenta los informes que obtienen de las diferentes empresas que se ven afectadas por los obstáculos que pone la Argentina para la exportación de sus productos, y que empezaron a profundizarse  a partir de febrero de este año.

Desde 2010, el gobierno argentino viene estableciendo diversas trabas al comercio paraguayo.

En principio, en ese año obligó a los importadores argentinos a presentar el documento llamado “Licencia Previa de Importación” para llevar productos paraguayos, al que desde febrero de este año agregó otra traba.

Esta es la exigencia de la presentación de la “Declaración Jurada de Importación”, que también es un requisito burocrático y que, al igual que el primer documento, debe estar autorizado por la Secretaría de Comercio de Argentina para poder importar.

Según lo expuesto el pasado miércoles por el propio vicepresidente de la UIP, Eduardo Felippo, el dinero ya no se podrá recuperar, por lo que significa que es una pérdida directa para las empresas.

En ese sentido, refirió que existe una gran preocupación en todo el sector industrial del país, puesto que está en juego fuente de trabajo para unas 10.000 personas aproximadamente. 

Felippo se mostró extrañado además por la posición que toma el gobierno argentino con relación a  las trabas con las que dificulta y hasta impide  la importación de productos paraguayos.

Además, dijo que en el total de productos que llega a  Argentina, Paraguay tiene una escasa participación, por lo que es difícil comprender una medida tan drástica contra el país vecino.

De hecho, según datos oficiales del  Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) de la Argentina –cuyos números oficiales son constantemente cuestionados por organismos financieros de ese país– las empresas argentinas hicieron importaciones por unos US$73.922 millones en 2011.

De esta cantidad, los productos importados desde Paraguay sumaron apenas US$970 millones, lo que representa el 1,3% del total de las importaciones realizadas en ese país.

Déficit comercial. Existe además un notable déficit comercial entre nuestros países, que beneficia a Argentina.

Según el Banco Central del Paraguay (BCP), Paraguay vendió a Argentina productos por un total de US$972 millones, mientras que ellos vendieron a Paraguay por unos US$1.620 millones. Esto da una diferencia favor de Argentina por unos US$648 millones, según el Banco Central.