En lo que va del primer mes del año, un total de 22 nuevos proyectos de inversiones privadas, que representa 204.823.990.420 guaraníes (aproximadamente US$47,6 millones) y abarca varios rubros de producción, fueron aprobados por el Ministerio de Hacienda bajo los beneficios de la Ley 60/90, “De incentivo a las inversiones”.

Entre los principales proyectos autorizados están una ampliación de la Resolución Nº 41/12 para importación de bienes de capital (producción de aceite crudo y harina de soja), por G. 82.636.129.157; ampliación de la Resolución Nº 136/11 para importación de bienes de capital (producción de alcohol carburante) por G. 9.143.422.476; y una nueva actividad para la producción de soja, trigo, maíz, girasol y sorgo por 12.733.662.700 guaraníes. También en el mes de enero fueron aprobados proyectos tales como una ampliación de la actividad existente e instalación de un molino de arroz, por G. 8.585.396.242; nueva actividad para transporte de carga en general vía fluvial, por G. 5.767.000.000; una ampliación de la actividad existente para producir productos en polvo para inhalar (spray), por un monto de inversión de G. 4.000.000.000, entre otros. Cabe recordar que de enero a diciembre de 2012, el Ministerio de Hacienda autorizó nuevos proyectos de inversión privada por valor de 3.506 billones de guaraníes (aproximadamente US$797 millones).

El Ministerio de Hacienda señala que otorga particular preferencia a la promoción de las inversiones privadas bajo el amparo de esta ley de manera a apoyar manifiestamente el crecimiento y desarrollo del sector industrial y productivo, de estimular a las empresas que apuestan por el trabajo y de fomentar la formalización de la economía nacional.

Hasta 5 años. Los proyectos de inversión aprobados por el Ministerio de Hacienda están orientados a ser ejecutados durante un período determinado, que en algunos casos incluso abarca hasta 5 años.

En todos los casos, la promoción de las inversiones y el otorgamiento a las mismas de incentivos fiscales apuntan a la utilización de materias primas y recursos energéticos nacionales; la creación de fuentes de trabajo; el incremento en la producción de bienes y servicios y la sustitución de importaciones, incorporación de tecnología, etc.