El ministro de Relaciones Exteriores volvió la noche de este jueves al país y este viernes confirmó el inicio de negociaciones a nivel de Unasur y Mercosur para el posible reintegro del Paraguay a ambos bloques regionales.

Fernández Estigarribia confirmó que viajó a los Estados Unidos para reunirse con el canciller de un país integrante de Unasur a invitación de éste, quien quiso que la entrevista se realizara en un “terreno” neutral.

“Estuve con un solo canciller, cuyo nombre no voy a decir por el momento”, indicó Fernández.

Consultado sobre resultados, dijo que “es parte de la negociación que se está produciendo en el sentido de exponer nuestro punto de vista. La prensa habla de varios países, es uno solo, pero en líneas generales, digo con satisfacción que la información publicada está bien”, acotó.

Al respecto, fuentes confiables habían señalado que la negociación incluiría el retorno de al menos dos embajadores de países latinoamericanos, lo que también fue confirmado este viernes. Estos países serían Chile y Colombia, en principio.

“Paraguay de hecho espera que en el más breve plazo comiencen a retornar más embajadores, como ya han empezado. Pero no quiero adelantar plazos, porque después pueden no coincidir. Prefiero ir informándoles una vez concluidos los hechos”, indicó.

Observadores. Fernández Estigarribia admitió que uno de los puntos de negociación tiene que ver con la llegada de los observadores especiales de Unasur. Fue al ser consultado sobre las declaraciones del canciller brasileño Antonio Patriota, quien admitió la posibilidad de la reincorporación paraguaya antes de las elecciones de 2013, si se “comprueba la situación de la democracia” en el país.

“Esto podría ser un tema de negociación -indicó-. Nosotros hemos sostenido desde el comienzo que podemos dialogar. Lo que no podemos admitir es que nos juzguen, nos sancionen y después nos digan, ‘venimos a tutelarlos’”.

Indicó también que es la misma sociedad paraguaya, y no el trabajo de una cancillería, el hecho de que los demás países de la región no puedan negar que en el Paraguay impera la democracia.

“Es el triunfo de toda la sociedad, de la plena libertad que hay, la libertad de prensa, de circulación, de expresión. No hay un preso político, no hay persecuciones”, acotó.

Respecto a la incorporación de Venezuela, Fernández Estigarribia manifestó que se reafirmó en que para el Paraguay, el ingreso de Venezuela al Mercosur es una decisión tomada por los demás países de manera ilegal. Uno de los diálogos, en el futuro, tendría que ser cómo se soluciona este problema”, enfatizó el ministro de RR.EE.

Negociación en dos etapas. Las conversaciones iniciadas con el canciller mediador implicarían, según algunas fuentes, dos etapas: una, de acercamiento con los países de la región para el reconocimiento de la vigencia de la democracia en el Paraguay; y una segunda, en la cual la negociación se realizaría entre el Ejecutivo y las bancadas parlamentarias. Esta tendría por objetivo comprometer al Congreso a revisar eventualmente su posición sobre la incorporación de Venezuela, si se admite que jurídicamente está en la condición de Estado asociado, hasta que Paraguay apruebe un nuevo protocolo de adhesión que podría ser renegociado, entre los países del Mercosur.