Asunción. La actual gran demanda de productos paraguayos en las zonas fronterizas, especialmente con Argentina, conviene a nuestro país y no tiene por qué generar un aumento local de precios, afirmó ayer el presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), Ing. Eduardo Felippo, al ser consultado al respecto.

Ante la preocupación de que los fuertes aumentos de precios de la canasta familiar en Argentina, como carne, aceite y otros, podrían tener un impacto negativo sobre nuestro mercado, dada la masiva compra de productos paraguayos en la frontera, Felippo manifestó: “No tiene por qué subir, si tenemos bastante producción. Es lo que siempre quisimos: vender y vender. Hay que producir más y listo. Son las reglas del mercado”.

El industrial agregó que lo que está ocurriendo en la Argentina, en particular, “es una brecha que nos conviene”. Dijo que los argentinos también están comprando gasolina masivamente, lo cual también es positivo, porque es un producto que paga impuestos y da utilidad.

Preguntado sobre si haría o no falta de alguna “medida preventiva” interna para evitar el eventual encarecimiento de los precios aquí, debido a una gran demanda, contestó: “No creo, porque no se van a cumplir, el contrabando es una actividad de ida y de vuelta, y además, sinceramente, creo que nos beneficia”.

Por su parte, el vicepresidente de la UIP, arquitecto Luis Tavella, afirmó que no cree que los precios en Paraguay se encarezcan, teniendo en cuenta que la demanda local también disminuyó. “Quizás algunos productos que competían con el contrabando y cuyos precios se mantuvieron en los dos últimos años, suban algo. Yo creo que es más bien una gran oportunidad para que la industria nacional pueda volver a ganar el mercado local”, resaltó.

Agregó que, aparte, hay que considerar que Brasil también se ha sumado con precios bajos en muchos productos y el contrabando se mudó. “Por ejemplo, la INC no vende cemento en la frontera con Brasil por el contrabando. Sin embargo, es muy pronto para analizar, quizás en diciembre tengamos un panorama más claro”, expresó.

Cabe señalar que comprar en Clorinda ya no resulta tan conveniente para los consumidores paraguayos, considerando que la diferencia de los precios de los productos frente a los que se venden localmente se ha reducido considerablemente.

En ese sentido, el Banco Central ha encontrado una diferencia a abril de este año de tan solo 0,4% frente a los productos locales. Incluso aquí hay productos, como combustibles, frutas y verduras, con precios por debajo de los cotizados en el país vecino. La diferencia de precios se redujo en los últimos meses en comparación a otras mediciones; por ejemplo, a noviembre de 2015, el diferencial de precios en comparación a Clorinda fue del 10,2%, inferior a lo que cuestan similares productos en el mercado local, debido a la inflación en el vecino país, según el BCP.