Con un balance positivo, María Claudia Lacouture, presidenta de Proexport, entregó el reporte de la macrorrueda de negocios que reunió en Nueva York a casi 600 empresarios colombianos y 300 compradores estadounidenses.

“Podemos contarle a los colombianos que hemos logrado generar negocios por más de US$95 millones en dos días y se han hecho ventas con cierre desde acá por más de US$5 millones”, informó la funcionaria, quien agregó que en el corto plazo se espera llegar a los US$30 millones.

Los sectores que más negocios concretaron durante el encuentro fueron manufacturas y agroindustria, siendo el primero el de mayor éxito con US$3.7 millones ya asegurados. En más de seis meses se espera que estos dos espacios productivos alcancen ventas por más de US$70 millones.

En cuanto a prendas, serán más de US$11 millones los que se podrán concretar en ventas dentro de medio año, mientras que en el tema de servicios, uno de los sectores con una gran posibilidad de crecimiento, se alcanzaron expectativas por casi US$130.000.

Para Lacouture, la entrada en vigencia del TLC muestra que efectivamente este acuerdo sí va a generar más empleo y más beneficios para el país: “Hemos visto productos como telas, velas, uniformes, botones y fajas, entre otros, que han participado en esta macrorrueda de negocios y han tenido una venta o un interés por parte de compradores estadounidenses”.

Por primera vez, hasta Nueva York llegaron un amplio grupo de compañías representativas de Colombia, desde 18 departamentos. Y así se concretaron más de 4.500 citas de negocios, cuando se tenían confirmadas antes de llegar a la ‘Gran Manzana’ 4.000, las otras 500 se generaron en el transcurso de la macrorrueda.

Dentro del evento se encontraron empresas de EE.UU. que no sólo estaban mirando para comprar sino para invertir. Es el caso de Seven seas, que desean montar una planta en Colombia, para luego exportar su producción, que será de frutas y vegetales, a EE.UU.

De otra parte, el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, sostuvo reuniones con tres empresas que están buscando oportunidades en Colombia y ya Proexport les está haciendo la agenda: una de ellas de cosméticos, otra es un fondo de capital y la tercera es de un tema relacionado con granos (sector agrícola).

En cuanto a las Pymes, María Claudia Lacouture, cuenta que se trajeron 80 empresas de 19 departamentos que por primera vez llegaban a Estados Unidos a validar sus productos. “La idea era que conocieran y pusieran a prueba sus artículos, de hecho ya hay unos que nos han dicho –yo sé que a Estados Unidos no puedo llegar-, otros en cambio afirman –ya sé cómo puedo llegar-. El punto importante es que podamos encontrar el mercado adecuado para que ellos puedan exportar sus creaciones”, agregó la líder de Proexport, quien contó que el número de empresas que están investigando sobre negocios en Colombia se incrementó sustancialmente: “Hemos recibido un número importante de empresas de todos los sectores que incluyen la tercerización de servicios, fondos de capital, textiles, manufacturas, agroindustria, de países como Estados Unidos, España, Alemania, Inglaterra, Francia y algunos de Asia”.

Con este encuentro en Nueva York, los empresarios colombianos tuvieron la oportunidad de conocer de primera mano si el TLC será en realidad un buen camino para hacer crecer sus negocios y generar empleo.

El ambiente general, tanto de exportadores como de compradores, era positivo, pero sólo hasta dentro de algunos meses se sabrá si los US$90 millones de dólares que están en proceso de negociar, serán finiquitados.