Guadalajara, México. Pequeñas y medianas empresas mexicanas dedicadas al sector agroalimentario, textil y vinícola, entre otros, esperan, a partir de este año, concretar negocios que les permitan llevar sus productos hasta China, mercado al que dicen, están muy interesados en llegar.

Otras tantas, de mayor tamaño y con experiencia exportadora como la destilería de tequilas de Jalisco, Río Plata del Señor, buscan incrementar sus negocios en el gigante asiático.

En ambos casos, han logrado acercamientos importantes en el marco de la IX Cumbre Empresarial China-LAC, celebrada este miércoles y jueves en Guadalajara, capital del estado occidental mexicano de Jalisco, y en la que participaron más de 2.000 empresarios de las dos partes.

El foro, que se desarrolló este miércoles y jueves en el Palacio de la Cultura y la Comunicación (Palcco) de Guadalajara, contó con un área de exhibición de 12.000 metros cuadrados, y con más de 300 estands de 26 países ofreciendo todo tipo de productos.

"Somos una empresa familiar de Tepic, Narayit, tenemos un mes de salir al público mexicano y queremos llegar hasta donde se pueda, nuestro producto parece que ha gustado en este importante foro y lo que estamos tratando de hacer es presentar y llegar a China con nuestro vino dulce de flor de jamaica", explicó a Xinhua Gilberto Gangoti Bermúdez, dueño de la Fábrica de Licores y Vino Sacramonte.

La novena edición de la Cumbre Empresarial China-LAC fue organizada por los ministerios mexicanos de RR.EE. y de Economía, y ProMexico, órgano federal que promueve las inversiones y exportaciones mexicanas, el Consejo Chino para el Fomento del Comercio Internacional (CCPIT) y el COMCE.

De acuerdo con el microempresario, que cuenta en este momento con un lote de 500 botellas, ya logró cerrar un negocio con Canadá y "esperamos en este encuentro contar con un cliente asiático".

Según los organizadores y estimaciones preliminares de los propios empresarios participantes, las expectativas de negocio a corto, medio y largo plazo, alcanzan los US$80 millones estadounidenses en compra-venta de productos y posibilidades de internacionalización de las empresas.

Otro caso es el de Aguacates Seleccionados JBR, una mediana empresa empacadora en el estado mexicano de Michoacán.

"Es una empresa joven, de seis años de experiencia, y que hemos logrado llegar al mercado norteamericano, pero el mercado de China, por el volumen de gente que vive allá y por nivel económico, es un mercado muy atractivo", reconoció Salvador Hernández, gerente de la empresa empacadora.

Asimismo, destacó la importancia de este tipo de foros, ya que permiten acercarse y estar en su país "con China".

La novena edición de la Cumbre Empresarial China-LAC fue organizada por los ministerios mexicanos de Relaciones Exteriores y de Economía, y ProMexico, órgano federal que promueve las inversiones y exportaciones mexicanas, el Consejo Chino para el Fomento del Comercio Internacional (CCPIT) y el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE).

La empresa ensambladora mexicana ATMotors, es otra de las firmas que se ha dado cita en esta Cumbre Empresarial, y que trabaja con tres empresas chinas (Foton, DFCK y Maxus), quienes de manera conjunta está logrando colocar en el mercado de México y Sudamérica sus vehículos.

Esta alianza, de acuerdo con Bernardo García Manzano, director general de ATMotors, ha permitido que estos vehículos, particularmente para servicio de transporte público, carga y ambulancias, se vendan en México e incluso en Colombia o Ecuador, y sean vendidos a través de distribuidores, por lo que adelantó que se está pensando a finales de este año lograr una asociación de capital compartido.

A su vez, en esta Cumbre, el gobierno chino también ha comprometido su apoyo para que nuevas empresas chinas se asienten en México y otros países de América Latina y el Caribe.

China es el segundo país principal de origen de las importaciones de la región y el tercer principal destino de sus exportaciones, de acuerdo con el estudio más reciente de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Por su parte, la región también ha aumentado su importancia como socio de China.

La CEPAL señala que mientras en el año 2000, absorbía el 3% de las exportaciones totales de China y era el origen del 2% de sus importaciones, en 2013, su participación en ambos flujos ascendió a un 6 y un 7% respectivamente.