Tokio, EFE. Con propuestas de cerca de una veintena de proyectos de uso público concluyó este viernes en Tokio su "exitosa" gira asiática la delegación gubernamental peruana que, en busca de inversión privada, ha visitado tres países de "potencia, calidad y experiencia" como China, Corea del Sur y Japón.

"Estamos muy satisfechos por los resultados, la convocatoria, el interés manifiesto de los tres países y las perspectivas para lograr su participación en nuestros mercados", dijo a Efe en Tokio el director ejecutivo de la Agencia de Promoción de la Inversión Privada del Perú (ProInversión), Javier Illescas.

Tras comenzar sus presentaciones ante una media de entre 130 y 150 empresarios en las ciudades de Pekín, Shanghái, Seúl y Tokio, Illescas consideró que la gira "ha sido todo un éxito", aunque advirtió de que, ahora, lo más importante es "mantener ese interés" para cerrar inversiones concretas.

En este sentido, Perú ofreció a empresas asiáticas proyectos de infraestructura de uso publico en sectores como la construcción, las telecomunicaciones o el energético.

En concreto, Illescas detalló la importancia de concesiones "muy atrayentes" para la inversión privada como la construcción de la línea de metro de Lima, de diversos tramos de la carretera longitudinal de la Sierra, gasoductos, aeropuertos como el de Chinchero o puertos como el de Pisco.

"Sin puertos, aeropuertos o buenas carreteras las ventajas comparativas del Perú estarían más limitadas", afirmó el director de ProInversión, que consideró esos "proyectos de envergadura" como algo "beneficioso tanto para el inversor como para el país".

Al margen de estas oportunidades, Perú busca el desarrollo de segmentos como el petroquímico, además de un sector en fuerte crecimiento como es el de la construcción, ya que "el déficit de viviendas hace que exista un mercado potencial inmenso", precisó.

Tras su presentación en Tokio, Illescas adelantó a Efe que en Japón esperan concretar el interés de empresas como Japan Railways, para el proyecto del subterráneo, y de corporaciones como Mitsubishi, "muy interesada en proyectos de saneamiento", dijo.

"Japón tiene una importancia muy grande para el Perú desde hace mucho tiempo, antes incluso de la emergencia de China", afirmó el director, con lo que esperan poder "explotar más el vínculo" que les une históricamente al país para atraer inversiones en los proyectos en cartera.

Con el punto y final en Tokio a su gira asiática, Illescas adelantó que para los próximos meses esperan viajar Europa en mayo antes de regresar a Asia, posiblemente en octubre, y retomar las negociaciones en China, Japón, Corea del Sur, y un cuatro país "aun por decidir".