Perfumes y aguas de tocador, cocinas, refrigeradoras, congeladores y calzado impermeable son los cinco productos ecuatorianos que desde el 18 de febrero de este año deben presentar documentación adicional para poder ingresar al mercado peruano, debido a trámites para la verificación de su origen.

Estos productos, por los tratados de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), están exentos de aranceles, pero por la duda sobre su origen que plantea Perú los importadores deben cancelar una garantía equivalente a los tributos que normalmente debiera pagar la mercancía, lo que a criterio de Gabriela Uquillas, asesora aduanera y de comercio exterior de la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG), le resta competitividad al producto nacional.

La disposición de solicitar el trato preferencial para estos productos ecuatorianos la emitió el viceministro de Comercio Exterior y Turismo de Perú, Édgar Vásquez, mediante oficios enviados a la Superintendencia de Aduanas y Administración Tributaria de su país.

En los documentos el funcionario señala que estos productos “importados del Ecuador podrían no estar cumpliendo con la normativa de origen establecida en la decisión 416 de la Comunidad Andina”.

Al respecto, Uquillas expresó que aunque la decisión tomada por Perú es un tecnicismo, a su criterio, se trata de una retaliación por la Resolución 116 del Comex impuesta por Ecuador en diciembre del año pasado, que incluyó nuevos requisitos para las importaciones.

Una de las empresas afectadas por la medida tomada por Perú es Plasticaucho, que exporta calzado a ese país.

Francisco Vivero, gerente de relaciones industriales de esa firma, aseguró que ya han presentado, dentro de los plazos previstos, la documentación para probar el origen de sus productos a los organismos peruanos y que el proceso está en etapa de verificación.

Agregó que sus exportaciones se mantienen con normalidad hacía el vecino país, aunque señaló que no conocen los motivos de las autoridades peruanas para solicitar la documentación adicional.

“No tenemos la certeza de que así sea (una respuesta de Perú a la Resolución 116 del Comex), pero justamente coincide luego de que se emitió esta regulación”, señaló Vivero, quien recordó que en el 2009 la empresa también fue notificada por dudas de origen, las mismas que fueron absueltas con la debida documentación.

Mientras, el ministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira, aseguró el martes pasado que la medida no se trata de una respuesta a la Resolución 116 del Comex y reveló que en las próximas semanas mantendrá reuniones con sus pares peruano y colombiano para tratar el tema de las importaciones del Ecuador.