Lima. Perú y la República de Corea dinamizarán su comercio bilateral, en base al convenio para el reconocimiento mutuo de sus programas de Operador Económico Autorizado (OEA).

Para ello, la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat) y el Servicio de Aduanas de la República de Corea suscribieron el respectivo acuerdo en el marco de la 131° Sesión del Consejo de Cooperación Aduanera, en Bélgica.

La rúbrica se llevó a cabo en la sede de la Organización Mundial de Aduanas (OMA) en la ciudad de Bruselas, del referido país europeo.

Este acuerdo es el primero que suscribe el Perú como parte del proceso de consolidación del programa OEA, representando un hito para la Sunat en sus esfuerzos de mejora de los procedimientos aduaneros, a través de la simplificación y automatización de sus procesos, así como la aplicación de los altos estándares de la OMA.

De esta manera, las empresas certificadas como OEA tendrán una mayor apertura internacional, que hará posible que el flujo comercial entre Perú y Corea sea más dinámico.

Asimismo, con este acuerdo se brinda se promoverá la competitividad del sector privado, así como la eficacia y eficiencia de los sistemas de gestión de riesgo entre ambas Aduanas, garantizando la seguridad de la cadena logística.

El documento fue suscrito por el Superintendente Nacional Adjunto de Aduanas, Rafael Garcia Melgar y el Comisionado KANG, Tae-IL, Director General de la Oficina de Información y Asuntos Internacionales de Corea.

Ambos funcionarios destacaron que la firma de este acuerdo permitirá adoptar medidas y esquemas modernos que facilitarán el comercio exterior, mejorando la competitividad del sector empresarial en ambos países.

Intercambio comercial. Cabe resaltar que el intercambio comercial entre Perú y Corea asciende a US$1.500 millones en exportaciones y una cifra similar en importaciones, convirtiendo al país asiático en el quinto destino principal de las exportaciones peruanas.

La suscripción de este acuerdo, reafirma el propósito de la Sunat de mantener una efectiva cooperación con otras Aduanas de clase mundial, consolidando alianzas estratégicas que coadyuven a brindar un servicio aduanero más eficiente y de calidad.

Asimismo, que permitan reducir los costos logísticos, aumenten la competitividad y brinden más oportunidades de crecimiento comercial a las empresas peruanas.