Londres. Una caída en la confianza del consumidor en Europa en medio de temores sobre la crisis de deuda de la región está perjudicando una recuperación en el ánimo del consumidor global y pesando sobre el panorama económico más amplio, según un sondeo.

La confianza en países de la zona euro como España, Francia e Italia bajó entre el primer y el segundo trimestres, después de que los países europeos aplicaran medidas de austeridad para frenar su deuda en medio de temores a un contagio de la crisis de Grecia, según el sondeo de Nielsen Company.

La confianza del consumidor global permaneció prácticamente sin cambios en el segundo trimestre respecto a los tres meses previos, pese al creciente optimismo en Asia y América Latina así como una leve alza entre los consumidores de Estados Unidos.

"Mientras la economía global está en mejor forma de lo que estaba hace nueve meses, la actual crisis de deuda europea es un gran traspiés para la recuperación económica global anticipada este año", confirmó Venkatesh Bala, economista jefe del Cambridge Group, una unidad de Nielsen Group.

Un repunte en el gasto en consumo en Estados Unidos dependería de la creación de empleo.

"En Estados Unidos, los consumidores están todavía centrados en reparar sus balances familiares con 45% asignando cualquier ingreso remanente (tras los gastos esenciales de vida) a ahorros y a pagar deudas", dijo James Russo, vicepresidente de The Nielsen Company.

"Hasta el mercado laboral muestra una continua mejoría, el gasto del consumidor no será sostenible", agregó.

El sondeo fue realizado entre el 10 y el 26 de mayo, cubriendo a 27.000 consumidores en 48 países.

La encuesta, basada en la confianza de los consumidores en el mercado laboral, estatus de sus finanzas personales y probabilidad de gasto, no incluyó a los endeudados Grecia o Portugal.