El presidente electo de EE.UU., Donald Trump, podría enfrentar un escenario de “crisis mayúscula”, si intenta cancelar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ya que tendría que renegociar un nuevo pacto comercial con Canadá, mientras que para aplicar aranceles de 25% y 35% a México sería preciso que se salira de la OMC, lo que le generaría problemas con 160 países, advirtieron a Excélsior Jaime Zabludovsky y Luis de la Calle, dos de los negociadores del acuerdo.

Zabludovsky, quien fungió como subjefe de la negociación del TLCAN, expresó: “no nos hagamos bolas, EE.UU. es nuestro principal mercado, es un mercado estratégico, la integración de América del Norte es central y eso no va a cambiar con o sin el señor Trump, porque estamos dictados por la geografía y por las cadenas productivas, esto no va desaparecer”.

Luis de la Calle, quien estuvo a cargo de los Asuntos Comerciales de la Embajada de México en Washington, dijo que “México es el segundo mercado de EE.UU. y en unos cuatro años será el mercado más grande del mundo, y si Trump piensa que puede subir aranceles a México sin que suban para EE.UU., eso no es cierto (...) lo único que hará es beneficiar a otras regiones del mundo”.

“México es un mercado muy grande, le compra a EU el 16% de lo que venden y en cambio representamos 14% de lo que compran, somos más grandes del lado de sus ventas que de sus compras”, enfatizó.

¿Y los aranceles?. Zabludovsky precisó que la OMC obliga a todos los países socios a tener aranceles máximos y estos son alrededor de 3% o 4%, “entonces EE.UU. no puede subir aranceles al 35% que ha dicho Trump, sin violar las reglas de la OMC y si EE.UU. quiere salirse de la OMC tendría una crisis mayúscula con 160 países”.

De acuerdo con Carlos Sada, embajador de México en EU, existen 575 mil empresas México-Americanas en EU y de ellas, 85 mil hacen negocios con México.

De la Calle explicó que el TLCAN tiene 20 capítulos y en todos EU tiene intereses importantes para sus exportadores e inversionistas, cualquier afectación a estos intereses es contraproducente para EU.

Los expertos coincidieron en que el pacto trilateral ya fue modernizado durante la negocición del Acuerdo Transpacífico de Asociación (TPP, en inglés) por lo que “tomar medidas para que se integre menos América del Norte sería altamente contraproducente en términos de competitividad. Esperamos que haya una reflexión para estar más y no menos integrados”, advirtió De la Calle.

Indicó que México no es el culpable del desempleo en EU, ya que el empleo en Norteamérica sube cuando aumenta la participación de México en su mercado.

Sobre el tema del déficit de Estados Unidos  con México, De la Calle explicó que ese país tiene un déficit con el mundo porque es un país que tiene una moneda de reserva y este saldo negativo no está asociado con una pérdida de bienestar.

El déficit con México es porque el país coproduce con EU y nosotros exportamos bienes finales y ellos nos exportan bienes intermedios, pero con China representa el 20 por ciento de lo que EU compra y el 7 por ciento de lo que vende, entonces donde tiene un déficit importante es con China y no con México.