Cuba es uno de los mercados más prometedores para Polonia, que busca ampliar relaciones económicas y comerciales con la isla, destacó el viceministro de Desarrollo Económico de la nación europea, Pawel Chorazy, de visita en La Habana.

Al inaugurar un foro de negocios bilaterales, Chorazy expresó el interés de su país en incrementar el intercambio con Cuba en sectores como el de energía renovable, minería, agroalimentario y confecciones textiles.

El político polaco viajó a la mayor de las Antillas al frente de una delegación empresarial en representación de 14 compañías de su país, la cual sostuvo un encuentro este miércoles con hombres de negocios de la isla para explorar oportunidades de comercio e inversión en Cuba.

La representación cubana estuvo encabezada por la vicepresidenta de la Cámara de Comercio de la isla, Odalys Seijo, quien recordó que la nación caribeña vive un proceso de "actualización" económica que abre posibilidades de "negocios mutuamente ventajosos".

Seijo explicó a los visitantes la cartera nacional de proyectos de inversión, que incluye 326 propuestas en 12 sectores que tienen el propósito de diversificar los nexos comerciales de Cuba y atraer mayores flujos de capital foráneo.

El intercambio comercial entre La Habana y Varsovia muestra una tendencia creciente desde hace un lustro, período en el cual Polonia cuadruplicó sus ventas a Cuba de productos lácteos, granos, carne y subproductos de origen animal, así como repuestos para maquinarias, aviones y partes y de piezas de equipos empleados en agricultura.

Cifras oficiales revelan que las ventas de productos polacos a la isla entre enero y junio últimos superan el volumen registrado en la última década, y ubican a Cuba entre los siete primeros receptores en América Latina y el Caribe.