Washington. Los nuevos aranceles que Estados Unidos impondría a cerca de la mitad de los bienes importados desde China tendrían un impacto pequeño sobre la economía del país asiático y no conllevarían un desastre, dijo este jueves el secretario de Comercio, Wilbur Ross.

"No es algo que vaya a ser cataclísmico", dijo Ross en una entrevista con Fox Business Network.

Explicó que el arancel del 25% sobre bienes valorados en US$200.000 millones solo representaría un monto de US$50.000 millones al año, igual o menor al 1% de la economía china.

China instó este jueves a Estados Unidos a entrar en razón después de que el gobierno de Donald Trump elevó la presión sobre Pekín al proponer aranceles del 25% sobre bienes importados desde el gigante asiático.

"Aconsejaríamos a Estados Unidos que corrija su actitud y no intente chantaje. No funcionará con China", dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang. 

El representante de Comercio, Robert Lighthizer, afirmó este miércoles que Trump ordenó el incremento de una propuesta previa de gravámenes de 10% debido a que China se ha negado a cumplir con las exigencias de Washington.