Washington. Los precios de las importaciones en Estados Unidos registraron su menor incremento en cinco meses en diciembre y las presiones subyacentes sobre los precios se mantuvieron contenidas, ante un declive de los costos de los alimentos y de los bienes de consumo.

El Departamento del Trabajo dijo este miércoles que los precios de las importaciones subieron un 0,1% el mes pasado tras un incremento revisado al alza de 0,8% en noviembre. Fue el menor avance desde julio y se ubicó bastante por debajo del incremento de 0,5% proyectado por economistas consultados en un sondeo de Reuters.

Previamente se había informado que los precios de las importaciones subieron un 0,7% en noviembre. En los 12 meses a diciembre, los precios avanzaron un 3,0%, una desaceleración frente al incremento de 3,3% interanual en noviembre.

En 2017, los precios de las importaciones subieron un 3,0%, el mayor incremento en el año calendario desde 2011, tras avanzar un 1,9% en 2016.

El dato fue divulgado antes de reportes sobre precios al productor y al consumidor que serán publicados esta semana, que podrían ofrecer nuevas pistas sobre el panorama para la inflación a corto plazo.

Los economistas están optimistas de que una reciente depreciación del dólar y la mejoría del mercado laboral ayuden a impulsar la inflación hacia la meta de 2% de la Reserva Federal este año.

En 2017, los precios de las importaciones subieron un 3,0%, el mayor incremento en el año calendario desde 2011.

La medición preferida de inflación del banco central estadounidense, el índice de precios de gastos en consumo personal (PCE) excluyendo alimentos y energía, ha incumplido su meta desde mayo de 2012.

El año pasado, el dólar perdió un 7% de su valor frente a las divisas de los principales socios comerciales de Estados Unidos.

Los mercados financieros estadounidenses no reaccionaron mayormente al dato de precios de importaciones dado que los inversores digerían un reporte de Bloomberg News de que funcionarios chinos recomendaron que el país desacelere o detenga sus compras de bonos estadounidenses.

Los rendimientos de los bonos referenciales del Tesoro de Estados Unidos a 10 años escalaron a un máximo de 10 meses, mientras que el dólar se depreció frente a una cesta de monedas y las acciones caían.

El Departamento del Trabajo también reportó que los precios de las exportaciones bajaron un 0,1% en diciembre, en su primer declive desde junio, debido a que los valores agrícolas bajaron por segundo mes consecutivo. En noviembre, los precios de las exportaciones subieron un 0,5%.

Los precios de las exportaciones escalaron un 2,6% interanual en diciembre tras subir un 3,1% en noviembre. En 2017, sumaron un 2,6%, su mayor incremento anual desde 2011, tras avanzar un 1,3% en 2016.

En otro informe, el Departamento de Comercio afirmó que los inventarios mayoristas repuntaron un 0,8% tras caer un 0,4% en octubre. El mes pasado, el Departamento de Comercio reportó que los inventarios mayoristas escalaron un 0,7% en noviembre.

Las ventas mayoristas escalaron un 1,5% en noviembre tras subir un 0,8% en octubre. Al ritmo de ventas de noviembre, tomaría a los mayoristas 1,24 meses vaciar sus almacenes, la cifra más baja desde noviembre de 2014, frente a 1,25 meses en octubre.