Washington. Los precios de las importaciones estadounidenses subieron con fuerza en mayo, impulsados por un incremento en los costos de productos derivados del petróleo y los alimentos, aunque la inflación subyacente de las compras al exterior permaneció benigna.

El Departamento del Trabajo dijo este jueves que los precios de las importaciones aumentaron un 0,6% el mes pasado.

El dato de abril fue revisado para mostrar que los precios de las importaciones subieron 0,6% en lugar del alza calculada anteriormente de 0,3%.

Economistas encuestados por Reuters habían previsto que los precios de las importaciones aumentarían 0,5% en mayo.

En tanto, los precios de las exportaciones crecieron 0,6% el mes pasado, impulsados por un incremento en los costos del trigo, el maíz y la soja.