Los precios de las importaciones de Estados Unidos bajaron inesperadamente en junio ya que los persistentes efectos de la fortaleza del dólar contrarrestaron el alza en los costos por productos de petróleo, lo que contuvo la presión sobre la inflación importada.

El Departamento del Trabajo dijo el martes que los precios de las importaciones bajaron un 0,1% el mes pasado tras un incremento revisado a la baja de 1,2% en mayo.

Los precios de importación registran ahora declives en 11 de los últimos 12 meses.

Economistas habían previsto un incremento de 0,1 por ciento en los precios de las importaciones tras el aumento de 1,3% reportado originalmente para mayo.

En los 12 meses hasta junio, los precios bajaron un 10%.

El reporte mostró además que los precios de las exportaciones bajaron un 0,2% el mes pasado tras subir un 0,6% en mayo y que retrocedieron un 5,7% en la comparación interanual.