Shanghái. El nuevo presidente de Brasil, Michel Temer, manifestó el viernes en Shanghai que la política brasileña se está estabilizando, la economía recuperando y la confianza empresarial mejorando, y Brasil da la bienvenida a los empresarios chinos para que inviertan en el país.

Temer hizo estas declaraciones cuando asistió al Seminario de Negocios de Alto Nivel entre Brasil y China celebrado en la metrópoli oriental china.

Michel Temer asumió la presidencia brasileña el 31 de agosto y realizó su primera visita a China.

Temer llegó a Shanghai el viernes y esa misma tarde puso rumbo a la ciudad de Hangzhou para asistir a la Cumbre del G20, que se celebrará el 4 y 5 de septiembre. Temer fue durante muchos años presidente de la parte brasileña del "Comité de Coordinación y Cooperación de Alto Nivel China-Brasil".

"China es el socio más necesario de Brasil en la actual etapa. China y Brasil han superado la distancia de la barrera geográfica, establecido una profunda amistad, y espero que las empresas chinas inviertan en Brasil para promover unas relaciones más estrechas de cooperación económica y comercial", aseveró el mandatario brasileño ante más de un centenar de empresarios chinos presentes en el seminario.

"Necesitamos la cooperación y el apoyo de China. Creemos que es muy importante fortalecer la cooperación estratégica con China, tanto el gobierno como la comunidad empresarial de Brasil", subrayó Temer, quien añadió que "tenemos que acercar los intereses estratégicos de ambos países".

En el evento, las empresas chinas y brasileñas firmaron diez acuerdos de cooperación, que abarcan las áreas de energía eléctrica, aviación, agricultura, finanzas, acero y automóviles de nueva energía.

Los expertos creen que los acuerdos han establecido una buena base para promover aún más la cooperación entre China y Brasil, que experimentará un importante desarrollo en el comercio y la inversión en el futuro.

China y Brasil tienen una larga tradición de cooperación en el ámbito de la agricultura. Cuatro compañías, incluidas Da Kang, Haitong Valores y Brasil Fiagril, rubricaron un convenio para establecer un fondo de inversión de desarrollo agrícola por valor de 1.000 millones de dólares, centrándose en la inversión en el desarrollo de la agricultura y las infraestructuras en Brasil.

Xie Tao, presidente de la Compañía Internacional de Agricultura y Alimentación Da Kang de Hunan, detalló que China y Brasil son altamente complementarios en agricultura, Brasil es rico en cereales, y se ha formado un grupo de personal de gestión corporativa en el país suramericano en las últimas cuatro décadas. Además, Brasil es uno de los mayores destinos de inversiones extranjeras.

El ministro de Hacienda brasileño, Henrique Meirelles, señaló que se pasa por alto fácilmente que Brasil es el octavo mayor mercado de consumo del mundo, y su mercado interno todavía está en expansión. Se puede invertir en consumo de bienes y servicios, construcción de infraestructuras y exploración de reservas mineras y petróleo en alta mar, entre otros, enumeró.

Por su parte, el alcalde de Shanghai, Yang Xiong, destacó que la cooperación entre China y Brasil establece un modelo de cooperación Sur-Sur.

"La cooperación entre China y Brasil comenzó temprano, cuenta con una sólida base y se ha estado desarrollando favorablemente", recordó.

"Vamos a crear un mejor ambiente y unas condiciones más convenientes para apoyar activamente a las empresas de Shanghai para que participen en el desarrollo de Brasil. Al mismo tiempo, las firmas brasileñas también están invitadas a dedicarse a la construcción de la Zona de Libre Comercio y el Centro de Innovación Tecnológica de Shanghai, con el objetivo de hacer mayores contribuciones al impulso de la amistosa cooperación sino-brasileña", precisó Yang.