Bogotá, Andina. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo este martes que el TLC firmado en 2006 con Estados Unidos "es único en su género", porque no sólo regulará el comercio de bienes y servicios, sino que garantizará los derechos de los trabajadores de ambos países.

Santos afirmó que el capítulo laboral del acuerdo comercial, que se encuentra pendiente en el legislativo estadounidense, busca reafirmar las obligaciones de Colombia y Estados Unidos frente a los compromisos adquiridos en el marco de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), informó DPA.

"El objetivo es garantizar que ningún país hará más laxas sus normas laborales, en desmedro de los trabajadores, para volver más competitivos sus productos", manifestó Santos durante la instalación del Congreso Nacional de la Confederación General del Trabajo (CGT).

El mandatario también dijo que el gobierno está haciendo esfuerzos para brindar mayor protección a los activistas sindicales del país y afirmó que para 2012 aumentarán los fondos del Programa de Protección a sindicalistas en más de 50%.

De acuerdo a cifras del gobierno, Colombia pasó de tener 200 sindicalistas asesinados en 2001 a un promedio de entre 40 y 50 en 2010.

Actualmente, según el jefe de Estado, cerca de 1.500 sindicalistas son beneficiarios de las medidas de protección otorgadas por el gobierno.

"El objetivo central del gobierno no es sólo incrementar la protección a los sindicalistas, sino alcanzar un grado de seguridad y de tranquilidad en el país que les permita vivir y trabajar sin necesidad de esa protección", expresó.

Santos igualmente ratificó la determinación de su gobierno de acabar el uso indebido de las cooperativas que vulneran los derechos de los trabajadores, uno de los acuerdos a los que se llegó con el gobierno de Estados Unidos para impulsar la aprobación del TLC en el Congreso norteamericano.

Un primer paso para destrabar el TLC en el legislativo estadounidense se dio hace tres semanas durante el encuentro que Santos sostuvo en Washington con su par de Estados Unidos, Barack Obama.

En la reunión ambos gobernantes acordaron un plan de acción de protección de los derechos laborales y sindicales en Colombia, aspectos que legisladores del Partido Demócrata han requerido deben mejorar para que el acuerdo sea ratificado en el Congreso.

El gobierno colombiano confía en que con la puesta en marcha de este plan este año sea aprobado el TLC en el Congreso estadounidense, donde se prevé que el gobierno de Obama presentará el acuerdo en las próximas semanas.

El texto del TLC, así como unas modificaciones hechas por recomendación de congresistas demócratas, ya recibieron el aval del Congreso colombiano.