Tenemos que recordar los hechos que vivimos en estos 20 años. Nunca funcionó este Mercosur”, manifestó Eduardo Felippo, presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP).

El empresario reconoció que se bajaron los aranceles en la región; sin embargo, también fueron constantes las trabas en la frontera, principalmente por parte de Brasil y Argentina.

“De qué me sirve un arancel bajo si de cada tres camiones con tomates, uno termina con la carga podrida”, indicó a la 780 AM, al recordar que en varias oportunidades las exportaciones paraguayas no llegaron a destino debido a que quedaron varadas en las aduanas de los países vecinos.

Consideró que ante esta situación se hubiese podido obtener mayores ganancias fuera del bloque comercial.

Al ser abordado sobre las consecuencias de una eventual salida del Mercosur, Felippo señaló que el país tendrá suficiente tiempo para buscar acuerdos y mercados alternativos.

“En el Mercosur se establece que ante cualquier cambio de estatus, se cuenta con dos años con el mismo régimen. Tenemos dos años para continuar con las mismas tarifas arancelarias”, refirió.

Comentó que cada vez se imponen más restricciones a los productos paraguayos.

Sobre la suspensión del Paraguay como socio pleno, acordada entre Argentina, Brasil y Uruguay en junio pasado, Felippo ratificó que esto no supondrá cambio alguno para la situación comercial del país.

“No pasa nada, no cambia nada. Vamos a seguir igual adelante siempre”, reafirmó.