Luego de su gira por cinco países de Asia, el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, leyó un discurso resaltando los puntos importantes de su viaje y exhortó a los países latinoamericanos a acercarse al continente.

Lugo leyó un mensaje en el espigón presidencial del Aeropuerto Silvio Pettirossi, destacando la proyección que tiene Paraguay en Taiwán, India, Tailandia, Corea y Japón, países que visitó el jefe de Estado con su comitiva.

Si bien no se concretó negocio alguno, el primer mandatario destacó que Paraguay va a conversar “de igual a igual” con países de millones de habitantes. “Yo decía que este es el siglo de América Latina y Asia”, dijo Lugo.

“América Latina más que nunca debe mirar al Asia”, indicó nuevamente, agregando que ambas regiones tienen “intereses comunes” ya que todo lo que se produce en esta parte del globo terráqueo es “bienvenido” en el continente oriental.

Destacó lazos “diplomáticos, políticos y comerciales” con Taiwán y recordó que Paraguay es el único país de América del Sur que tiene relación con esa nación, no sólo en los aspectos anteriormente señalados sino que también en agricultura, tecnología e infraestructura.

En el caso de Tailandia, dijo que él y su comitiva vistearon una planta productora de alimentos, específicamente dedicada la producción aviar que tendría intenciones de instalarse en Paraguay.

Lugo vio con buenos ojos la “Expo 2012” desarrollada en Corea ya que en la muestra estuvieron presentes 106 países, entre los cuales estaba Paraguay. Dijo que los coreanos quedaron asombrados con nuestro país.

De su viaje a Japón remarcó la visita al emperador nipón Akihito, a quien muy poca gente tiene acceso. La cabeza de la familia imperial agradeció a Paraguay por la colaboración durante el tsunami, cuando se remitieron un total de 100 toneladas de soja.

Dijo que “Paraguay salió de la situación mediterránea” en la que se encontraba y expresó que el mundo aún se pregunta cómo un país tan pequeño puede producir 60 millones de toneladas de alimentos y haber logrado un crecimiento de 10% del PIB durante el 2010.

Luego de culminar su discurso, Lugo subió a su helicóptero sin dar declaraciones a la prensa, pese a que estaba previsto que el jefe de Estado conteste tres preguntas, a un medio escrito, a uno radial y a uno televisivo.

Los manifestantes que estaban frente al Aeropuerto Silvio Pettirossi se retiraron del lugar pasado el mediodía.

Retraso de Lugo. La jefa de Protocolo de la Presidencia, Auda Royg, dijo que el retraso se Lugo se debió a que el primer mandatario, al hacer vuelo de escala en Brasil, aprovechó para ir al Sanatorio Sirio Libanés donde se practicó estudios.

“Lugo goza de buena salud”, dijo Royg, justificando la llegada tardía del primer mandatario.