El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, realizó una invitación a los empresarios latinoamericanos a invertir en su país y en la Unión Europea durante su intervención en la inauguración de la cumbre empresarial de ambas regiones en Chile.

Rajoy fue uno de los oradores principales durante la apertura de la IV Cumbre Empresarial de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y el Caribe y la Unión Europea (CELAC-UE), que se lleva a cabo en Santiago de forma paralela a la reunión de Jefes de Estado y Gobierno de esas naciones.

Rajoy señaló que su gobierno lleva a cabo reformas con las cuales pretende reactivar su país afectado por la crisis económica.

"Estamos creando oportunidades de negocios para los inversores extranjeros en nuestro país, y yo como presidente del Gobierno, les invito a que vengan a comprobarlo", dijo el mandatario español.

"España atraviesa momentos difíciles, lo saben todo. Estamos abordando un proceso de modernización y ajuste largamente pospuesto que está resultando especialmente doloroso para nuestros ciudadanos en términos de empleo", agregó.

"Pero este proceso está sentando las bases para un crecimiento muy sólido, y creando oportunidades de inversión", destacando entre esas medidas la reducción de los costos laborales y el aumento de la competitividad, así como mejoras a las regulaciones para ser más atractivas las inversiones, y redimensionando el sector público.

Por este motivo, Rajoy centró su discurso en el fomento de la inversión como motor del crecimiento. "España como otros países, ha visto en su doble concepción de proveedor y receptor de inversiones los indudables beneficios de la mayor interrelación mundial económica", indicó.

"En efecto, las elevadas tasas de crecimiento españolas desde mediados de 1990 han ido acompañada de un intenso proceso inversor que ha permitido modernizar nuestras infraestructuras, mejorar nuestro capital humano, elevar nuestro nivel de renta y aumentar el bienestar de toda la población", aseguró el mandatario.

"Pero también en estos años España se ha convertido en un significativo emisor de inversión directa particularmente hacia Latinoamérica", agregando los beneficios mutuos que esto ha traído, al incentivar el crecimiento en la región y también en diversificar de mercados de las empresas españolas.

Por lo mismo aseguró que la relación en inversiones entre la Unión Europa y Latinoamérica y el Caribe ha sido un motor de crecimiento para ambos bloques.

"Basta decir que la Unión Europea es el principal emisor de inversión directa a la región. En este marco, España es un inversor de referencia", dijo.

En ese sentido subrayó que "Latinoamérica supone la tercera parte de la inversión española en el exterior, que asciendo en 2012 a 118 mil millones de euros (US$158.000 millones). Somos el principal inversor en Perú, el segundo en Chile y Costa Rica y el tercero en Brasil, Colombia, Guatemala, República Dominicana y Bolivia", dijo Rajoy.

"España puede desempeñar un papel relevante como puerta natural de entrada para las empresas Latinoamericanas en la Unión Europea. Un mercado mayor que el de los Estados Unidos, con más de 490 millones de potenciales consumidores y con elevado poder adquisitivo", aseguró el Presidente español.

"En particular en España en 2010 el stock fue 23.185 millones (US$31.000 millones), esto es 7,3% de la inversión extranjera recibida. Existe sin duda un enorme potencia para intensificar el flujo de inversión hacia Europa, y debemos trabajar para que así sea", dijo.

Destacó a la inversión como impulsor del desarrollo local, la transferencia tecnológica que permite mayor inclusión social, así como impulso a las pequeñas y medianas empresas así como a los proyectos de sustentabilidad.

"Los actores de la inversión en su experiencia, han llegado al convencimiento que la inclusión social y la sostenibilidad medioambiental deben estar presentes en el proceso inversor", dijo.

"Estamos acostumbrados a ver a grandes grupos empresariales operando como inversores globales. A ellos les felicito y les apoyo. Pero también quiero dirigir mis palabras a las pequeñas y medianas empresas, pues la inversión extranjera no es terreno vedado a ellos", comentó el presidente.

Rajoy llegó a Santiago en la mañana de este viernes 25 de enero, sosteniendo primero una reunión con el presidente chileno Sebastián Piñera, para luego dirigirse a la reunión empresarial.

Durante el fin de semana participaría en el encuentro de Jefes de Estado de la CELAC-UE.