El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, aseguró que su país espera conseguir a mediano plazo alcanzar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Brasil, país con el que pretende intensificar las relaciones comerciales durante su Gobierno, informó este sábado la prensa brasileña.

"Yo no descartaría que podamos tener un acuerdo de libre comercio con Brasil a mediano plazo, pero antes de esto debemos profundizar el intercambio para que los dos países sean más competitivos internacionalmente", dijo Peña Neto en una entrevista publicada por la revista semanal Veja.

El mandatario mexicano negó que su país tome medidas de protección comercial, como una represalia después de que el año pasado Brasil determinara cupos de importación para los vehículos automotores producidos en México debido al aumento de las ventas de automóviles mexicano en territorio brasileño.

"No tenemos planes de cerrar puertas a productos brasileños y ya conversé con la presidenta Dilma Rousseff para establecer una relación política muy cordial y de horizontes claros en nuestras economías", explicó Peña Nieto.

Según datos oficiales del Gobierno brasileño, las importaciones de vehículos desde México aumentaron 40% entre 2010 y 2011, la misma proporción en que cayeron las exportaciones de automóviles brasileños hacia ese país, lo cual generó un déficit de casi US$1.700 millones en ese sector.

Brasil amenazó con romper el Acuerdo de Complementación Económica amparado por el Mercosur por considerar que el bajo índice de piezas nacionales exigido para los vehículos mexicanos (30%) estaba permitiendo el ingreso al país de unidades montadas en México con piezas procedentes de Estados Unidos y Asia.

Para el presidente de México, su país y Brasil son los "dos motores importantes de América latina" y su "mayor integración" debe darse con "pasos graduales".