Ciudad de México. El presidente Enrique Peña Nieto y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, lamentaron y expresaron su rechazo a la decisión de Estados Unidos de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio provenientes de Canadá, México y la Unión Europea (UE) a partir de este viernes 1 de junio bajo el criterio de seguridad nacional.

La mañana de este jueves, Peña Nieto y Trudeau sostuvieron una conversación vía telefónica para responder a las medidas arancelarias de Estados Unidos.

Durante la conversación, el jefe del Ejecutivo de México informó a su homólogo canadiense sobre las medidas compensatorias que México pondrá en marcha de manera inmediata, por un monto equiparable al nivel de la afectación, y que estarán vigentes en tanto el gobierno estadounidense no elimine los aranceles impuestos.

México impondrá medidas equivalentes a diversos productos como aceros planos, esto es lamina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos. También lo hará a otros productos que llegan de importación de EE.UU., como lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos, diversos quesos, entre otros.

En tanto, el primer ministro canadiense confirmó que Canadá igualmente establecerá medidas compensatorias proporcionales.

En tal sentido, el gobierno canadiense anunció aranceles compensatorios sobre US$12.800 millones de las exportaciones de EE.UU. y desafiará los gravámenes sobre el acero y el aluminio dentro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN ) y la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Ambos titulares reiteraron su compromiso de continuar en estrecha comunicación, trabajando coordinadamente para defender un comercio internacional libre y basado en reglas, incluyendo la exitosa modernización del TLCAN”, subraya el comunicado de la Presidencia de la República.