Ottawa. El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, habló este viernes con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y expresó "fuertes preocupaciones" sobre la decisión de Washington de investigar las importaciones de automóviles y camiones, dijo su oficina.

Los líderes también discutieron las negociaciones para una renovación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y sobre la necesidad de que las conversaciones tengan una conclusión oportuna, sostuvo la oficina de Trudeau en un comunicado.

El Gobierno de Trump comenzó esta semana una investigación de seguridad nacional sobre las importaciones de automóviles que podría derivar a nuevos aranceles estadounidenses similares a los impuestos en marzo al acero y el aluminio importados en marzo.

La medida fue vista como una presión adicional a las actuales negociaciones del TLCAN, donde las disposiciones automotrices se han convertido en una parte fundamental.

Trudeau "planteó fuertes preocupaciones sobre la investigación de la Sección 232 de Estados Unidos a las importaciones de automóviles, dada la integración mutuamente beneficiosa de las industrias automotrices canadiense y estadounidense", dijo su oficina.

En una entrevista con Reuters este jueves, Trudeau dijo que la investigación se basó en una lógica endeble y parte de la presión de Washington para renegociar el pacto comercial del TLCAN.

Por su parte, el ministro de Economía de México dijo este viernes que había alrededor de un 40% de posibilidades de concluir las conversaciones del TLCAN antes de las elecciones presidenciales de su país del 1 de julio.