Beijing. El valor agregado de la producción industrial, un importante indicador económico, se expandió un 5,4 por ciento interanual en los primeros dos meses del año, el crecimiento mensual más bajo desde noviembre de 2008, según los datos oficiales publicados hoy sábado.

El crecimiento de 5,4 por ciento fue menor que el incremento del 6,8 por ciento del periodo de  enero y febrero de 2015, y del 5,9 por ciento de diciembre de 2015. También fue más bajo que la ganancia anual del 6,1 por ciento de todo 2015, de acuerdo con el Buró Nacional de Estadísticas (BNE).

La producción industrial, oficialmente llamada valor agregado industrial, es utilizada para medir la actividad de las grandes empresas designadas con un volumen de ventas anual de al menos 20 millones de yuanes (3,08 millones de dólares).

La producción industrial representó el 40,5 por ciento del producto interno bruto (PIB) total de China en 2015, convirtiéndolo en uno de los indicadores líderes del crecimiento económico.

En desglose, la producción manufacturera creció un seis por ciento en los primeros dos meses, un punto porcentual menos que en diciembre. El crecimiento de la producción minera se aceleró ligeramente al 1,5 por ciento, frente al 1,4 por ciento de diciembre.

Entretanto, la producción de los sectores de electricidad, calefacción, gas y agua subió en el mismo periodo un 1,5 por ciento, frente a una caída del 0,8 por ciento registrada en diciembre, según los datos oficiales.

Las cifras del BNE también mostraron que la producción industrial en las regiones occidentales de China se elevó un 6,8 por ciento interanual en los primeros dos meses, seguido por el 6,6 por ciento en las zonas centrales y el 5,6 por ciento en las regiones orientales.

La producción industrial en las zonas nororientales de China empeoró en el mismo periodo, al caer un 3,5 por ciento, frente a la reducción del tres por ciento en diciembre de 2015.

La cifra de producción industrial fue publicada por el BNE junto con otros importantes indicadores económicos destinados al periodo de enero a febrero.

Los macrodatos interanuales mensuales del país en enero y febrero están distorsionados tradicionalmente por el efecto del Año Nuevo lunar chino, que es difícil de eliminar en términos estadísticos debido a los cortos periodos de muestra y las cambiantes fechas.

Ésta es la razón por la que el BNE sólo publica los principales indicadores de actividad como la producción industrial y la inversión en activos fijos para enero y febrero combinados.