Ciudad de México. La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos anunció que la producción industrial de abril registró una contracción de 0.3 por ciento mensual, misma cifra que la del mes previo, resultado que decepcionó a los inversionistas, debido a que dicho indicador se encontró por debajo de lo que esperaba el consenso de un crecimiento cero.

A tasa anual, la producción industrial aumentó 1.9%, crecimiento más bajo desde julio de 2013, cuando avanzó 1.7%.

Por su parte, la percepción del consumidor, medida a través del índice de la Universidad de Michigan, se deterioró en mayo, a su menor nivel en seis meses.

El índice preliminar de sentimiento del consumidor de la Universidad de Michigan disminuyó de 95.9 a 88.6 puntos en mayo, el mercado esperaba subiera a 96.3 puntos.

Freno económico. Economistas de Grupo Financiero BX+ explicaron que más allá de que la confianza del consumidor haya obtenido un resultado muy por debajo del consenso, era la pieza faltante para obtener una imagen comprensiva de la economía estadounidense.

“La cifra de confianza nos ayuda a predecir un ritmo de crecimiento lento en las ventas minoristas de mayo, es probable, que éstas se mantengan en los niveles mostrados en el primer trimestre del año y que el consumo siga sin acelerar”, enfatizaron los economistas de BX+.

Bajo este contexto aumentan las probabilidades de que la Reserva Federal no suba su tasa objetivo, al menos en el mediano plazo.

Reacción moderada. A pesar de las decepcionantes cifras económica de Estados Unidos, el principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores subió 0.14 por ciento, al colocarse en 45 mil 332.80 puntos.

Asimismo, el indicador tuvo un buen desempeño semanal, al acumular una ganancia de 0.46 por ciento, ante datos económicos en Estados Unidos que generaron expectativas de que la Reserva Federal tardará en iniciar el alza en las tasas de interés hasta septiembre o incluso diciembre de este año.

En tanto, Wall Street terminó con resultados mixtos, y con un segundo récord consecutivo para el índice S&P 500, al subir 0.08 por ciento, mientras que Dow Jones avanzó 0.11 por ciento y el Nasdaq retrocedió 0.05 por ciento.

Al cierre de la última sesión de la semana, el principal indicador de Wall Street, el Dow Jones, se ubicó en 18 mil 272.56 enteros y con el nuevo máximo del S&P 500, el octavo este año, se situó en dos mil 122.73 unidades, a pesar de una jornada de datos macroeconómicos negativos.

En tanto, el índice compuesto Nasdaq fue más sensible a los indicadores macroeconómicos estadunidense, al cerrar en cinco mil 48.29 unidades.

Para la próxima semana se espera que los mercados estén atentos a las minutas de la pasada reunión de política monetaria de la Reserva Federal, buscando información adicional acerca de las decisiones que los miembros del banco central estadunidense puedan tomar.