Quito. El Plan Nacional de Logística y Mejores Prácticas a Nivel Internacional ayudará a la optimización de la producción. Este proyecto unirá el sistema vial, portuario y aeroportuario.

El ministro Coordinador de la Producción, Empleo y Competitividad, Santiago León, señaló que parte de la cadena productiva y de la competitividad de un país es la logística, porque permite unir la demanda con la oferta. “Así podemos tener una cadena segura de transporte de los diferentes productos”, aseguró.

El plan evitará que el productor transporte de manera no adecuada su producto y a la vez permitirá que el centro de acopio haya un contenedor normado en donde pueda colocar sus productos y sean trasladados al puerto de manera adecuada, explicó la ministra de Transporte y Obras Públicas, María de los Ángeles Duarte.

“De esta forma somos más competitivos y nuestros productos en el exterior serán más baratos, porque nos ahorraremos varios pasos”, expresó la funcionaria.

Según unos estudios, detalló el ministro León, el 25% de la producción se pierde por falta de logística.  

Los puertos y aeropuertos estarán integrados a zonas especiales de desarrollo económico, de apoyo logístico, agrocentros. Con este proceso “podemos trasladar los productos de manera eficiente, segura y competitiva para reducir costos para productores y consumidores”, detalló.

El plan de logística, indicó el representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Carlos Melo, ayudará al desarrollo regional y territorial.

“Nuestras regiones a veces están aisladas y tienen áreas que serían de excelencia y de competitividad a nivel mundial importante, pero por estos problemas no pueden dar ese salto”, manifestó.

La inversión para este proyecto es variada, manifiesta el ministro León, ya que es compartida por el gobierno central, gobierno provincial y del área portuaria y aeroportuaria.

Parte de este proyecto es la delegación bajo la modalidad de Concesión del Puerto de Manta en el que se está inviertiendo más de US$100.000, también la autopista Santo Domingo–Quevedo, indicaron los ministros.