Lima. La reactivación de la economía de la India en general y de la metalurgia y metalmecánica en particular, incidió favorablemente en la exportación de los minerales peruanos a ese país, que en el primer bimestre cerró con un crecimiento de 373%, informó la Asociación de Exportadores (Adex).

Añadió que la mayor inversión y la recuperación de la confianza empresarial después de las elecciones generales en ese país fueron los detonantes para la recuperación de la economía de ese país del sudeste asiático.

Indicó que el comportamiento de los minerales también tuvo un impacto en los envíos totales que cerraron en US$69,4 millones, 186% más que en el mismo periodo del año pasado.

Los despachos tradicionales sumaron 54 millones (alza de 362%) debido a los mayores envíos de oro y cobre que crecieron en 44,3% y 33,9%, respectivamente, y también de los desechos y desperdicios de cinc, aunque su representatividad fue mínima.

El volumen de los dos primeros se incrementó considerablemente, pero el precio FOB no fue el mejor.

Por su parte, las exportaciones no tradicionales sumaron US$15 millones, registrando un crecimiento de 20%.

Este resultado se debe fundamentalmente al comportamiento de los fosfatos de calcio natural (US$12 millones), partida del subsector minero no metálico que también despachó vidrios de seguridad y andalucita, aunque por montos menores.

Otro subsector con valor agregado que exportó a la India fue la metalmecánica (US$1,2 millones). Las máquinas de sondeo o perforación, tijeras y sus hojas, motores hidraúlicos, útiles intercambiables de perforación o sondeo y válvulas reductoras de presión, son algunas de las partidas enviadas a esa nación.

Las agroexportaciones, por su parte, sumaron US$603.000. Las uvas, tara en polvo, jengibre en polvo, jengibre triturado y quinua fueron los productos más importantes.