México. La renegociación del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), es del futuro y no del pasado, sostuvo este viernes el ministro mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo, a unos días de que México, Estados Unidos y Canadá inicien la primera ronda de conversaciones al respecto.

Al participar en el encuentro Ternium 2017 Propymes & Supplier Awards, "El Compromiso de Ternium con su Cadena de Valor", Guajardo explicó que en el proceso de modernización del TLCAN, la integración de las pequeñas y medianas empresas es una prioridad que buscará un mayor fortalecimiento de las cadenas de valor.

Mencionó que en el nuevo diseño de tratados comerciales "no podemos cometer el mismo error que hace 23 años: no tener una agenda específica para las pequeñas y medianas empresas en el contexto de integración a las cadenas globales de valor".

Al mismo tiempo enfatizó que la modernización "debe dejar claro que la realidad, a veces, es diferente en el discurso que en la estrategia de política pública para fortalecer una economía y un país".

Los tres integrantes del TLCAN comenzarán a renegociar el acuerdo el próximo día 16, con el reto de elevar el intercambio comercial y la competitividad de la región, de acuerdo con el gobierno mexicano y especialistas.

Esta primera conversación trilateral se realizará en Washington, en un proceso de entre seis y nueve rondas de negociación.

México no ha hecho públicos sus objetivos en la negociación, pero tiene cuatro ejes temáticos para abordarla: fortalecer la competitividad de América del Norte, avanzar hacia un comercio regional inclusivo y responsable, aprovechar las oportunidades de la economía del siglo XXI, y promover la certidumbre del comercio y las inversiones en América del Norte.

Estados Unidos, por su parte, planteó sus objetivos entre los que resaltan eliminar las barreras para sus exportaciones, los subsidios injustos, las prácticas de las empresas estatales que distorsionen los mercados, además de corregir los desequilibrios de sus cuentas externas, una de las grandes preocupaciones del presidente Donald Trump.